COPE

Los mercados de Barcelona incorporan cámaras para controlar los aforos y evitar contagios por Covid-19

Servirán para contar el número de personas que entran sin posibilidad de enfocar las caras

Mercado de Barcelona

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:10

Los mercados municipales de Barcelona Abaceria, Sants, Sarrià, los Encants de Bellcaire y Sant Antoni ya tienen cámaras cenitales en los techos de acceso para contar las personas que entran y salen del mercado, sin posibilidad de enfocar las caras. La información aportada deriva en semáforos verdes cuando se puede acceder y rojo cuando se llega al límite de aforo, con el objetivo de contribuir junto al personal de seguridad el mejor cumplimiento de las medidas establecidas para evitar la propagación del Covid-19.

La instalación en todos los mercados de Barcelona está prevista para mediados de octubre con 260 cámaras y 125 pantallas de seguimiento. Los proyectos para Boqueria y Encantos quedarán al margen por la singularidad de sus accesos.

Las cámaras, situadas en el techo de las zonas de acceso, contabilizarán el número de personas que entran y salen del mercado a partir del conteo de cabezas presentes en el espacio. Con este sistema automático, los mercados aseguran el cumplimiento de las medidas para evitar contagios, limitan y tienen el control de la ocupación en tiempo real. Los informes que el sistema facilita también permitirán también analizar los datos y gráficos para saber cuál es, con datos reales, la afluencia de clientela en cada momento y en cada mercado, analizar la información objetiva y adecuar el servicio y los accesos de cada mercado a la realidad de los diferentes días y las diferentes franjas.

Los 43 mercados municipales de Barcelona continúan implementando nuevas medidas para garantizar la seguridad sanitaria como han venido haciendo desde el decreto del estado de alarma en el mes de marzo debido al Covid-19.

Otras medidas de los mercados

En los últimos meses los mercados ya han implementado medidas para facilitar la compra, como la venta en línea o el reparto domiciliario, y para garantizar la seguridad alimentaria de los equipamientos, como la limitación de los accesos, el incremento del personal de seguridad, la distribución de mascarillas entre los vendedores o la distribución de hielo desinfectante.

Del mismo modo, junto con el ayuntamiento y con todo el resto de comercio de alimentación de la ciudad, se consensuó en el mes de marzo un decálogo de buenas prácticas dirigido a la ciudadanía para prevenir los contagios. 38.000 personas de media han ido a comprar cada día a los 39 mercados municipales alimentarios durante el confinamiento, según informa el Ayuntamiento de Barcelona.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo