Los manteros vuelven a la estación de Plaza Cataluña.

El desalojo ha sido momentáneo y los vendedores ambulantes vuleven a ocupar el paso de los viajeros.

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:39

La salida y vuelta de los manteros en el vestíbulo  de la céntrica estación de Plaza Cataluña es constante.Los vendedores abandonan raudos,con su mercancía  a cuestas,con la llegada de la Guardia Urbana ,pero recuperan su espacio,al cabo de unas horas.Estas escenas se han repetido en las últimas horas,demostrando que el problema continúa.Despúes de la intervención de más de 1.000 productos,los manteros vuelven al vestíbulo de la estación,como si nada hubiera ocurrido.

Así el sindicato CSIF de la Guardia Urbana considera que el gobierno  municipal de Colau no prioriza la solución al probema del top-manta y critica una dejación de sus funciones,porque no se destinan los recursos necesarios en materia de seguridad.Eugenio Zambrano,portavoz sindical, acusa al teniente de alcalde Gerardo Pisarello de utilizar politicamente a los top-manta" ellos hacen una valoración política,partidista y el problema lo han creado ellos con su permisibilidad".

La masificación de manteros en la puertas y en la salidas de emergencia de la estación provoca molestias a los usuarios de la estación, que muchas veces para acceder a la emtrada de las vías,tienen que sortear a decenas de top-mantas que venden sus productos en el suelo.CSIF denuncia inanición de Colau y pide que no responsabilize a otras administraciones.

Por su parte, el Ayuntamiento cree que con sólo acciones puntuales no se  acabará con la invasión en el vestíbulo y considera que tanto Renfe como los Mossos tienen que colaborar para resolver la situación.Una de las posibilidades planteadas es delimitar el espacio del vestíbulo, ahora abierto,para dificultar la estancia de los manteros.

Lo más