• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

La Lliga Democràtica se constituye como partido catalanista para superar al independentismo

La Ejecutiva provisional será presidida por Astrid Barrio y el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, como secretario general

Josep Ramon Bosch, el nuevo secretario general de la Lliga y expresidente de Societat Civil Catalana

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:57

La Lliga Democràtica se ha constituido como partido político y como alternativa a la política de bloque que quiere superar la monotonía del discurso independentista trabajando por conseguir los máximos consensos. Su ejecutiva provisional será presidida por la politóloga Astrid Barrio, con el exdiputado de CiU en el Congreso, José Nicolás de Salas, como vicepresidente y con el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, como secretario general. La Ejecutiva se complementa con Aitor Egea como secretario de Organización y con Aleix Moró como secretario de Finanzas. 

La Lliga se gestó alrededor de la candidatura del ex-primer ministro francés Manuel Valls, después de su desconexión con Ciudadanos. Aun así, Manuel Valls no se ha implicado directamente. "El nuevo partido es el resultado de un largo proceso de reflexión entre personas de diferentes sensibilidades por el convencimiento de que solo desde el respeto al estado de derecho es posible el progreso y mantenimiento de la cohesión social", han expuesto los promotores de este nuevo partido catalanista no independentista. 

Así, la Lliga se constituye para ofrecer "un catalanismo que, con pleno respeto a la Constitución, trabaje por el desarrollo de la singularidad de Cataluña, que despliegue su máxima capacidad de autogobierno con una financiación justa y equitativa, y que contribuya lealmente al adelanto del conjunto de España como fuerza del gobierno".

El partido se ha presentado en este momento -a un mes de la Diada, con la vista puesta en la sentencia del Supremo sobre el 'procés' y con la división actual entre los partidos independentistas- es que "ha llegado la hora de ofrecer a los catalanes descontentos, desconcertados y desilusionados con los estériles resultados del proceso independentista una opción política catalanista sin complejos que haga del diáloogo, el pactismo y el buen gobierno su razón de ser".

Lo más