COPE

Un 5,7% de las personas prioritarias rechaza la vacunación en Cataluña

Se estima la llegada de más de 90.000 dosis de la vacuna de Moderna

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:55

El 5,7% de las personas de los colectivos prioritarios de la primera etapa de la campaña de vacunación contra el coronavirus han rechazado la inyección en Cataluña, según ha explicado el coordinador de la unidad de seguimiento de la covid-19 en la región catalana, Jacobo Mendioroz.

Lo ha explicado este jueves en una rueda de prensa junto con los consellers Alba Vergés y Miquel Sàmper; la subdirectora general de Coordinación y Gestión de Emergencias de Protección Civil, Imma Solé; y el comisario de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero.

Mendioroz ha detallado que la situación del rechazo de la vacuna en este colectivo prioritario tenía una tasa “más alta" al principio de la campaña, de un 10% aproximadamente, pero que, como ha sucedido hasta ahora, seguirá descendiendo a medida que avance la campaña de vacunación “hasta quedar en una anécdota”.

Entre los territorios con un mayor rechazo a la vacuna en la región catalana se encuentra Lleida, donde llega al 11,74%, mientras que, entre los más bajos está Tarragona con un porcentaje de 4,27%.

En este sentido, Salud no cuenta con las cifras ni el perfil de las personas que rechazan la vacuna, pero prevé analizar los datos por grupos de edad o categorías profesionales. Lo que sí queda registrado en el departamento es las personas que han rechazado la vacuna aún cuando se la han ofrecido.

MÁS DE 24.000 VACUNADOS

Desde el inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus, el 27 de diciembre, en Cataluña se ha administrado la vacuna de Pfizer a un total de 24.114 personas, ha señalado Vergés, que ha reivindicado que la región está "cogiendo el ritmo adecuado de vacunación" y que quieren “marcar un ritmo más intenso en los próximos días”.

Del total, el 55% de las dosis han sido administradas a personas que viven en residencias —uno de cada cuatro residentes en Cataluña—, mientras que el resto ha sido dirigido a profesionales de los centros residenciales y sanitarios. En relación a las 81 residencias con casos positivos y alto riesgo de contagio, la consellera ha señalado que la "prioridad" es controlar los brotes para luego proceder a la vacunación.

Vergés ha reiterado que el objetivo del primer trimestre de la campaña de vacunación es administrar la inyección a 148.000 personas en la región catalana, incluyendo usuarios de residencias, sus trabajadores, los profesionales sanitarios y los grandes dependientes. La consellera ha señalado que hasta el momento no hay "ningún cambio" sobre los colectivos prioritarios a vacunar.

VACUNA DE MODERNA

Después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) diera el visto bueno a la vacuna de la farmacéutica Moderna contra el coronavirus, a España llegarán las primeras dosis a finales de la semana que viene. De hecho, según ha informado este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se espera quedentro de seis semanas el Estado reciba unas 600.000 dosis.

En el caso de Cataluña, se recibirán 98.200 dosis de la vacuna de Moderna de forma gradual, ha concretado Vergés, que ha estimado que a finales de la próxima semana ya tengan 5.800 dosis para administrar a los colectivos. Desde este momento, las personas que reciban esta vacuna deberán recibir una segunda dosis de la misma tipología, de la misma manera que sucederá con los que reciban la vacuna de Pfizer, "no son intercambiables", ha asegurado Vergés.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

En Cataluña se han registrado hasta este jueves 417.020 casos confirmados acumulados de coronavirus, 2.375 más que en el recuento de ayer, y la cifra de personas ingresadas se sitúa en 2.150, lo que supone un incremento de 101 respecto al último recuento.

En este sentido, Mendioroz ha lamentado el ritmo de los ingresos diarios y ha alertado de un aumento de la asistencia en los centros sanitarios en las próximas semanas: "Es preocupante". Asimismo, ha detallado que las regiones sanitarias se comportan de "forma desigual" con un aumento de casos que ha vinculado a las zonas cercanas a Barcelona con una mayor densidad de población respecto a Girona, Cataluña Central y Tarragona, entre otras.

MOVILIDAD Y ACTUACIONES POLICIALES

A partir de este jueves ha entrado en vigor las nuevas restricciones para controlar la pandemia de la covid-19, que incluyen la disminución de la movilidad entre los municipios catalanes. Sàmper ha explicado que ha habido una disminución tanto de salidas (24,9%) como de regresos de vehículos (28,6) al área metropolitana de Barcelona respecto a las mismas fechas del año anterior.

El conseller ha destacado que en comparación con el 31 de diciembre ha habido un aumento en la movilidad del 54%, y un aumento del 17% comparado con el día 24, pero ha aclarado que "tiene relación con la vuelta de las segundas residencias" para dar inicio al primer trimestre del año.

Asimismo, Sàmper ha explicado que este miércoles se han levantado 156 actas por saltarse el toque de queda y 20 actas por saltarse el confinamiento municipal, por lo que considera que el cumplimiento de las restricciones por parte de la ciudadanía es “muy elevado".

En el caso de los controles policiales, el conseller ha señalado que los Mossos d’Esquadra se coordinan con las policías locales, con 258 puntos de control diarios, con control en los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) y Renfe, y con controles en la restauración catalana para asegurar el cumplimiento de las restricciones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo