Las estafas en inspecciones de gas descienden después de las últimas redadas de los Mossos d'Esquadra

Durante el año 2018 la policía catalana resolvió 85 denuncias y desarticuló a un grupo compuesto por 25 personas en Barcelona

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:11

El portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, ha presentado unos resultados a la baja después de la desarticulación de la última banda de estafadores, algunos de ellos actualmente en prisión. El año pasado se produjeron 72 investigaciones en toda Cataluña y desde el 2014 han arrestado a 69 personas acusadas de estafas y hurtos principalmente a ancianos. Los picos más altos se detectaron entre los años 2015 y 2016.

La policía catalana empezó a tener constancia de este tipo de estafas en el año 2013. Los falsos inspectores de gas aprovechaban las revisiones para robar pequeños objetos en los domicilios, normalmente sin violencia. Las principales víctimas son personas mayores que viven solas y que esperan la visitia de la compañía, avisada mediante anuncios publicitarios en el bloque de pisos.

La Federación de Gremios de Instaladores de Cataluña (FEGICAT) - que representa a un total de 5.500 empresas y 29.000 trabajadores - colabora, desde el año 2014, con los Mossos d'Esquadra. Su presidente, Jaume Alcaide, ha criticado a los falsos instaladores de gas que "se aprovechan de la necesidad de hacer revisiones para cometer estafas". 

Algunas de las recomendaciones que hace Alcaide son la prohibición de permitir el paso al domicilio de cualquier desconocido sin cita previa. También recuerda que en el momento de la inspección no se debe abonar ninguna cantidad ni dato bancario ya que el coste de la revisión se incluye en el recibo mensual. 

Mossos y FEGICAT han puesto en marcha una campaña audiovisual que se difundirá por redes sociales y a través de agentes de confianza. El objetivo es prevenir futuras estafas y que las personas vulnerables no bajen la guardia a pesar de los esperanzadores datos de las últimas desarticulaciones. 

Lo más