El Hospital del Mar utiliza un kit de control para personas con insuficiencia cardíaca

A través de un programa el paciente comunica sus datos día a día

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:57

El sistema consiste en que los pacientes que han sufrido un infarto o una insuficiencia cardíaca y dejan la UCI y la cama del hospital se van a casa con el kit de control: una bascúla, un tensiómetro y la tableta.

Los pacientes tienen que responder a 8 preguntas con un si o un no: ¿has dormido?, ¿notas ahogos?, ¿has usado dos almohadas? ¿te has ahogado más que el día anterior? O ¿ te has levantado con los pies más hinchados? Después el tensiómetro, y el peso; y por último el paciente pasa la información a la tablet que llega mediante telemedicina al equipo del hospital, donde cada día un equipo de enfermeras especializadas revisa la información que le llega, y si ve alguna anómalia llaman de inmediato al paciente para preguntarle que le sucede. La coordinadora de la unidad de rehabilitación cardíca, la doctora Sonia Ruiz, ha hablado sobre las ventajas de la telemedicina, “podemos reaccionar muy rápido ante cualquier problema y permite ajustar el tratamiento a cada paciente”. Cada 15 días tienen una videoconferencia con la enfermera o con la médica. Si el paciente tiene alguna duda tiene total libertad para llamar al servicio. 6 meses más tarde si el paciente no muestra ningún problema, se finaliza este método de control tan exhaustivo.

El método está pensado principalmente para pacientes con insuficiencia cardíaca o función del corazón débil, aunque aquellos que hayan sufrido un infarto muy fuerte que les haya causado esta insuficiencia también se pueden beneficiar de este sistema.

Con este nuevo sistema, según el Hospital del Mar, se ha conseguido reducir el 50% de los ingresos por urgencías y las recaídas. 

Lo más