Un estudio revela que la exposición del feto a la contaminación aumenta el riesgo de TDAH y autismo

Los investigadores han encontrado un vínculo entre la exposición del feto a contaminantes atmosféricos y el aumento de transtornos del comportamiento

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:09

Un estudio del Insitut de Salut Global de Barcelona, centro impulsado por "la Caixa", ha revelado que la contaminación atmosférica durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el cerebro de los bebés y favorecer a trastornos del comportamiento. La investigadora del estudio, Silvia Alemany, ha explicado que “han encontrado un vínculo entre la exposición del feto a contaminantes atmosféricos y modificaciones en una zona del cerebro llamada cuerpo calloso. Las alteraciones en el cuerpo calloso se relacionan con trastornos como el Déficit de Atención y Hiperactividad (TDAH) y el Déficit del Espectro Autista (TEA)”.

La investigación se ha realizado en el marco del proyecto BREATHE. Para este nuevo proyecto, llamado BISC, los investigadores relacionaron la exposición prenatal a las partículas finas, presentes en el aires urbanos, y el tamaño del cuerpo calloso en la infancia. Participaron 186 niños de cuarenta colegios diferentes de Barcelona.

Desde el Insituto han hecho un llamamiento para conseguir 1.200 voluntarias embarazadas para llevar a cabo este proyecto. La intención es ir más allá y analizar el cerebro con imágenes antes y después del nacimiento y hacer una evaluación a la exposición de manera individual.

El proyecto BISC es uno de los más complejos hasta la fecha para entender cómo afecta la contaminación atmosférica a la salud de los bebés y a su desarrollo cerebral incluso desde antes del nacimiento y se está llevando a cabo en Barcleona bajo la coordinación de ISGlobal y en colaboración con BCNatal (Hospital Sant Joan de Déu, Hospital Clínic y Universidad de Barcelona) y el Hospital de Sant Pau.

Lo más