Boletín

Desarrollan un robot que cuida de la gente mayor

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:00

Se llama Giraff. Mide 160 centímetros y pesa unos 15 quilos. Tiene un diseño modular formado por una pantalla de vídeo en la parte superior y ajustable a la altura del usuario. También dispone de un pequeño ordenador en la parte inferior, así como unas ruedas que le permiten desplazarse con autonomía por la casa. Lo explica a COPE David Marí, responsable de innovación de la Unidad de eHealth de Eurocat, empresa que participa en el desarrollo técnico y funcional de este robot que mediante la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, permite la teleasistencia robotizada a personas mayores que viven solas, por parte de familiares y también de personal de atención domiciliaria y médica. 

A través de sensores instalados en la vivenda y procesados por un ordenador conectado para analizar el estado y el comportamiento del usuario, el robot detecta situaciones de riesgo y puede emitir alertas, así como enviar recordatorios y propuestas para el seguimiento de la dieta y también de la medicación. ¿Pero este robot puede sustituir a un familiar o a un cuidador? No. Según sus impulsores el objetivo es que pueda colaborar con el familiar o bien con los profesionales que atienden al paciente. Así por ejemplo, en el caso de una persona que puede tener cierto grado de dependencia, analiza también lo que es el deterioro cognitivo de la persona. Además Marí reconoce que en este tipo de situaciones, uno de los problemas a los que se suele enfrentar estos proyectos es la aceptación. Eso y la dificultad que pueden tener las personas mayores de familiarizarse con las nuevas tecologías y supone todo un "reto", en parabras de David Marí.

Esta innovación se enmarca dentro del proyecto europeo MoveCare, que además de la plataforma robótica Giraff, integra una comunidad virtual que promueve la socialización de la gente mayor que vive sola con otros usuarios, con personal médico y sanitario y con la familia. 

Lo más