COPE

El 30% de barceloneses ha cambiado su modo de transporte habitual por la pandemia

El Racc pide eliminar las 'aceras-bici' y los espacios en las calzadas para transeúntes que no han funcionado

Audio

Redacción Barcelona

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:57

El 30% de los ciudadanos de Barcelona ha cambiado su modo de transporte habitual debido a la pandemia y los modos individuales, como ir a pie, en bicicleta o en coche, son los que atraen a más usuarios, especialmente este último. Así se extrae del estudio del Racc 'La movilidad en Barcelona en la nueva normalidad', presentado este jueves en rueda de prensa por el presidente de la entidad, Josep Mateu, y el director de la Fundación Racc, Lluís Puerto.

El 20% de los habitantes de Barcelona y el área metropolitana que tienen un empleo teletrabajan cada día y un 20% adicional combina trabajo presencial y teletrabajo, lo que representa 1,12 millones de desplazamientos diarios menos que antes de la pandemia. El informe también constata que la calidad del aire ha mejorado, incluso en las estaciones de medida ubicadas en zonas de tráfico: el dióxido de nitrógeno (NO2) se ha situado en niveles que cumplen los indicadores fijados por la UE y la OMS, y las emisiones de PM10 también se han reducido bajo el umbral que recomienda la UE.

Las medidas mejor valoradas en el espacio público son el control sanitario en el transporte público y el incremento de la red ciclista, mientras que las que generan un "rechazo mayoritario" son las que limitan el estacionamiento del vehículo privado. Según el Racc, los nuevos espacios en las calzadas habilitados para los transeúntes generalmente no se usan, con un 0,5% en la Via Laietana, un 4% en la Gran Via, un 13% en la calle Consell de Cent y un 16% en Rocafort, con la excepción de la calle Girona, donde cerca de la mitad sí que lo aprovecha (48%), por lo que la entidad pide mantener esta última y retirar las que no han funcionado.

El Club defiende una movilidad más segura y sostenible "que también sea compatible" con el progreso económico, por lo que propone minimizar el volumen de desplazamientos y distribuirlos en el tiempo, dotar la micromovilidad --bicicletas y patinetes-- de seguridad en los desplazamientos internos de la ciudad y generar un sistema de transporte público competitivo y fiable.

Pide eliminar prioritariamente las 'aceras-bici' bajando los carriles a la calzada y asegurar el cumplimiento de los límites de velocidad por parte de todos los usuarios, así como reducir la velocidad de los vehículos de movilidad privada con campañas de concienciación. También ha propuesto rebajar las tarifas del transporte público en horas de menor uso para aplanar la hora punta y mantener al máximo sus frecuencias, así como destinar espacio de los vagones a bicicletas y patinetes para facilitar la intermodalidad.

Preguntado por el plan del Gobierno municipal anunciado este miércoles para convertir el Eixample en una 'gran supermanza' a diez años vista, Mateu ha sostenido que lo tienen que estudiar y ha defendido que cualquier medida que se tome se tiene que consensuar con todos los actores porque el Eixample es muy importante para la ciudad y la convivencia.

El estudio incluye 1.600 encuestas a ciudadanos residentes en el área metropolitana de Barcelona y más de 60.000 observaciones a personas que se desplazaban en diferentes modos de transportes, realizadas durante el mes de septiembre de este año.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar