Barcelona prohíbe la apertura y la ampliación de pisos turísticos

En la capital catalana hay un total de 9.541 alojamientos destinados al turismo

La teniente de alcalde, Janet Sanz

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:21

El Ayuntamiento de Barcelona ha suspendido la admisión de comunicados de apertura y de ampliación de pisos turísticos. Se trata de una medida preventiva que refuerza la actual y permite así poder garantizar que los alojamientos turísticos no puedan crecer más en la Ciudad Condal, tal como indica el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEAUT).

Según la teniente del alcalde, Janet Sanz, el consistorio "se blinda ante la apertura de pisos turísticos". La decisión se ha tomado con el objetivo de que el número de pisos turísticos actual no crezca más, que a día de hoy se encuentran en 9.541. 

Esta nueva suspensión durará un año y, mientras tanto, el Ayuntamiento creará el alquiler de habitaciones como nueva tipología de alojamiento turístico. "La creación de la nueva tipología de alquiler de habitaciones es una oportunidad de reflexión para evaluar la incidencia que pueda tener en la regulación de pisos turísticos y evitar los efectos negativos", apunta el consistorio en un comunicado.

En ese sentido, Sanz ha criticado que el Govern "quiera legalizar una actividad que ahora mismo es alegal y que saben que lo están haciendo sin incorporar las demandas y exigencias que se les traslada desde el mundo municipal". Delante de esto, pide que haya un consenso en el decreto antes de aprobarlo.

A parte, durante este período de tiempo se llevarán a cabo los trabajos necesarios para modificar la regulación actual de pisos destinados al turismo en Barcelona. Sanz ha exigido a la Generalitat que no trabajen " de espaldas a la ciudad" y dice que ve necesario que se respeten las competencias urbanísticas.

Lo más