COPE

Los bares de Gracia se levantan contra Colau: ''Quieren acabar con nosotros''

El Ayuntamiento de Barcelona sanciona con 3.000 euros a un bar de Gracia por tener dos barriles en la calle

ctv-ykw-unnamed

Redacción Barcelona

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:48

Alberto Barros, que regenta uno de los locales con más historia del barrio de Gràcia, califica la actuación como ''una continua persecución '' contra el gremio de restauración ya que el Ayuntamiento le aseguró que no lo multarían sin previo aviso, cosa que según Barros no han cumplido.

A Barros le sorprende la multa porque pocos días antes se reunió como portavoz de la Associació de Bars i Restaurants de Gràcia con la gerente del distrito, regidores de Barcelona en Comú y el PSC y el jefe de inspecciones, entre otros responsables municipales. De nuevo, se encontraron con la negativa a aceptar módulos extraordinarios en la calle.

El consistorio les comunicó, una vez más, que están trabajando en una nueva normativa de terrazas que amparen los veladores puestos durante la pandemia. Ese día, a mediados de junio, el Ayuntamiento les detalló que aun quedaban 88 solicitudes de terrazas para aprobar o denegar en el distrito, la mayoría de ellas en la Vila de Gràcia.

Según relata Barros, el consistorio decidirá sobre estas peticiones cuando haya aprobado la nueva ordenanza.

El restaurador pide '' igualdad '' y acusa al consistorio de actuar de manera discriminatoria con algunos negocios del barrio cosa que ''no hacen con otras zonas de la ciudad''. El dueño de Casa Pagès defiende que está cansado de ver como en calles del Born, Barceloneta y en el Eixample, como Enric Granados, y en Sarrià (Doctor Fleming) muchos negocios instalan terrazas sin permiso.

Barros no se atreve a calificar la actuación del Ayuntamiento como venganza pero ''sospecha '' que su implicación pública ''puede tener relación''

Barros optará por pagar voluntariamente, un trámite que le impide recurrir la multa, pero que reduce el importe a pagar en un 65% fijando, en su caso, en 1.050 euros.

Casa Pagès no ha sido el único local afectado del distrito ya que se ha sancionado a dos locales más del barrio por motivos muy similares y con el mismo procedimiento por parte de la Administración.

Según fuentes del consistorio barcelonés, en estos momentos el distrito de Gràcia no está haciendo ninguna campaña específica de inspección de terrazas. Aseguran que "se actúa en aquellos casos en que llega al distrito alguna queja concreta sobre algún local".

En esos casos, según el gobierno municipal, "se abre el expediente correspondiente, se hace una inspección y se levanta un acta de los posibles incumplimientos que se hayan detectado".


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo