Boletín

10 afectados por un brote de sarna en el Hospital Sant Camil de Sant Pere de Ribes

Según fuentes sindicales, el origen del contagio ha sido una paciente que ingresó en el centro a finales de enero

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:31

Un brote de sarna en el Hospital Sant Camil de Sant Pere de Ribes ha afectado a 10 personas, entre ellas nueve trabajadores y un paciente, según ha hecho pública la Conselleria de Salud a través de un comunicado. El Servei de Vigilància Epidemològica del Barcelonès Zona Sud está haciendo un seguimiento exhaustivo de los afectados con la aplicación de las medidas pertinentes. También unos sesenta trabajadores se están sometiendo a un tratamiento preventivo. 

Según fuentes sindicales, el origen del brote fue una paciente que ingresó a finales de enero y que se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos. Denuncian que los especialistas de Dermatología advirtieron que la paciente tenía síntomas relacionados con la sarna, pero no se aplicaron los protocolos hasta que no se obtuvo el resultado del análisis de piel que se le realizó. Por ello, piden una revisión del procedimiento aplicado ante este caso.

La sarna es una enfermedad cutánea causada por un ácaro. Se manifiesta a través de una erupción que produce mucho picor en la piel, a causa de la reacción alérgica que genera la presencia de dicho ácaro.  El parásito se mueve por la piel creando una especie de túneles en el nivel más superficial de la capa cutánea. Los síntomas tardan unas tres semanas en hacerse visibles.

Según la responsable del servicio de Dermatología del Hospital Sagrado Corazón, Monsterrat Salleras, el tratamiento para la sarna no es complejo, pero es muy importante hacerlo de forma correcta para evitar recaídas o el contagio. Consiste en aplicar una crema sobre toda la superfície cutánea, esto es, desde el cuello hasta la punta de los dedos del pie, e incluye pliegues, uñas e incluso zonas genitales. 

Como factor de prevención, es importante repetir el proceso de 10 a 14 días después de la aplicación de la crema, tanto en el afectado como en las personas de su entorno. Además, Salleras aconseja aislar en bolsas de plástico durante mínimo una semana la ropa que haya estado en contacto con el enfermo. Para la doctora Salleras, la higiene es la mejor medida de prevención para evitar la sarna.