COPE

27 de agosto de 2020

Los pacientes con daño pulmonar por coronavirus tienen más riesgo de sufrir un ictus

“En los pacientes sin factores de riesgo y cuyo ictus relacionamos con la COVID-19, existía un daño pulmonar grave que requería ventilación mecánica"

Audio

HERRERA A COPE CATALUNYA I ANDORRABARCELONA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:19

Los resultados de un estudio realizado por Vall d’Hebron muestran que las personas con COVID-19 y daño pulmonar grave presentan un riesgo más elevado de sufrir ictus. Sin embargo, esto no sucede en pacientes con COVID-19 sin daño pulmonar grave, quienes tienen el mismo riesgo de ictus que el resto de la población. Hoy ha hablado de este estudio en Herrera a Cope Catalunya i Andorra , el doctor Manuel Requena, adjunto al departamento d'Ictus del Hospital Valle Hebron de Barcelona y autor del estudio.

MÁS DE 2000 PACIENTES PARTICIPARON EN EL ESTUDIO

A lo largo de estos meses de pandemia, se ha comprobado que la infección por SARS-CoV-2 se relaciona, en muchos pacientes, con la aparición de trombosis, especialmente tromboembolismos pulmonares que pueden llevar a complicaciones graves e incluso la muerte. Para entender específicamente el riesgo que supone la COVID-19 para la aparición de ictus isquémico, que es el provocado por trombos en el cerebro, los profesionales de la Unidad de Ictus de Vall d’Hebron hicieron seguimiento de 2.050 pacientes que ingresaron en el hospital durante los dos meses de duración del estudio.

NO TODOS LOS PACIENTES CON COVID-19 PRESENTAN DAÑO PULMONAR GRAVE

“En los pacientes sin factores de riesgo y cuyo ictus relacionamos con la COVID-19, existía un daño pulmonar grave que requería ventilación mecánica. Por tanto, el estudio demuestra que, en los pacientes con COVID-19, el riesgo de sufrir un ictus solo aumenta si sufren daño pulmonar grave”, ha explicado el Dr. Manuel Requena, de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador del grupo de Investigación en Ictus del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y primer autor del estudio. Este hallazgo concuerda con el resultado de estudios previos que relacionan este tipo de daño en los pulmones, así como la infección por diversas bacterias y virus, con la aparición de síntomas neurológicos y en particular con el ictus. De esta forma, el virus SARS-CoV-2 seguiría el mismo comportamiento que otros virus. El Dr. Requena enfatiza que “la mayoría de los pacientes con COVID-19 no presentan un daño pulmonar grave. Y en estos casos hemos comprobado que el riesgo de ictus no aumenta”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar