COPE

PLAGAS

Las ratas serán la plaga de este verano 2021

La COVID-19 ha disparado la aparición de plagas de animales transmisores de enfermedades.

Audio

Herrera a COPE Catalunya i AndorraBarcelona

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 14:57

Las temperaturas y las lluvias escasas e irregulares de esta primavera hacen prever la llegada, como cada año, de las habituales plagas de mosquitos y mosca negra, así como de cucarachas.

Pero la plaga que más preocupa este año, a causa del confinamiento y las restricciones por la COVID-19, es la de los roedores, especialmente de las ratas. La menor presencia de las personas al exterior durante meses ha hecho que se hayan visto más ratas, más grandes y también más agresivas que en años anteriores.

Además, desde ADEPAP (asociación de empresas de control de plagas de Cataluña) se quiere hacer énfasis que se trata, en la mayoría de los casos (mosquitos y roedores, especialmente) de especies transmisores de virus y enfermedades.

En Herrera en COPE Cataluña hemos hablado con el presidente de la asociación, Quim Sendra "La prevención es una de las medidas más importantes para controlar las que puedan afectar Cataluña. Hay que tener presente que animales como las ratas o los mosquitos son transmisores de enfermedades”. “Las empresas de control de plagas y desinfección hagamos un servicio fundamental y necesario en la cura de la salud ambiental y, consiguientemente, para la calidad de vida de las personas”. A pesar de todo, “los profesionales especializados del sector no siempre somos reconocidos como servicio esencial, como lo demuestra el hecho que, a pesar de haberlo pedido reiteradamente y estar en contacto constante con virus y bacterias, no hemos entrado en ninguna priorización de vacunación por parte de las administraciones públicas”.


Las plagas de ratas, las que más preocupan


Con una primavera de lluvias escasas e irregulares, y con puntas de temperatura que han llegado a los 30 °C, un año más se prevé la aparición de plagas de mosquitos y de mosca negra, así como de cucarachas. Ahora bien, a diferencia de años anteriores, este año preocupa de manera especial la aparición de plagas de roedores, especialmente de ratas, que a causa de la pandemia –confinamientos y restricciones- han visto favorecida su proliferación y se han vuelto más atrevidas que nunca.

En menor medida también se ha detectado esta actitud más activa en el caso de los ratones de bosque. Las plagas de chinches de cama, en cambio, este verano afectarán menos por la limitación del turismo y los intercambios internacionales.


En los últimos años ya se había constatado un incremento de incidencias por roedores. Concretamente, en Cataluña se detectaba un incremento sostenido de incidencias con la rata gris (Rattus norvegicus) y de presencia de rata negra (Rattus rattus) a los entornos urbanos, donde habitualmente no estábamos acostumbrados. El incremento de las restricciones de uso de algunos productos biocidas, sumado a la gran capacidad de adaptación de estos organismos y a las resistencias que van apareciendo a algunas materias activas, hace que cada vez sea más complejo mantener las poblaciones bajo los umbrales de tolerancia establecidos.

A todo ello este año se han sumado los confinamientos y también restricciones de movilidad durante un largo periodo de tiempo que han provocado más presencia de ratas en las calles. Estas, además, se han vuelto más atrevidas y agresivas en la investigación de alimento.


Animales transmisores de enfermedades


ADEPAP remarca que las plagas de ratas, que solo pueden tratar las empresas y los profesionales especializados, son muy nocivas para la salud ambiental, puesto que se trata de una especie que puede transmitir enfermedades zoonóticas, es decir que se transmitan de animal a persona y viceversa.

“El coronavirus parece que se transmitió a los humanos por el consumo alimentario de murciélagos”, explica el presidente de ADEPAP, Quim Sendra. “Es obvio que aquí no comemos ni murciélagos ni ratas y también que los mordiscos de estos animales son muy extraños y no hay evidencia que estas sean vías de transmisión de segundos qué virus, pero una buena salud ambiental, especialmente en ámbitos muy concretos como el sanitario o el alimentario, pasan para combinar la prevención y el control de plagas con desinfecciones profesionales especializadas”.

En cuanto a los mosquitos, no hay evidencia científica que las picaduras de estos sean vectores transmisores del virus SARS-CoV-2, al contrario del que pasa con otras enfermedades víricas como el Dengue, lo Zika y lo Chikunguya.

Para combatir el mosquito, insecto que causa grandes molestias en la población, son muy importantes las campañas de concienciación que eviten la proliferación de lugares artificiales propicios para la posta de huevos y el desarrollo de la fase larvaria acuática. Este año, la climatología de los últimos meses ha propiciado un hábitat favorable para la cría de las larvas de estos insectos.

El presidente de ADEPAP, Quim Sendra explica que las condiciones meteorológicas de los últimos dos meses han propiciado que los mosquitos puedan reproducirse y por eso “es razonable prever que, como ya es habitual, harán acto de presencia en todas las comarcas”.

El mosquito tigre, además, tiene bastante con “pequeños basales, el agua que queda al fondo de las torretas, etc.”. Sendra recuerda, por lo tanto, que hay que evitar las acumulaciones de agua estancada para prevenir la proliferación de todo tipo de mosquitos.


En cuanto a la prevención por parte de la población, se pueden instalar mosquiteras en las viviendas (ventanas, puertas y otras aperturas), vestir piezas de manga larga y pantalones largos y utilizar repelentes de insectos sin abusar.


De su banda, las plagas de mosca negra se focalizan en espacios públicos como ríos, rieras y riachuelos y a menudo afectan además de un término municipal, especialmente donde hay caudales de agua abundosos.

En los últimos años “la mosca negra ha llegado a zonas donde no era habitual, a los cauces de muchos ríos, cuando normalmente afectaba en zonas más limitadas, especialmente en el río Ebro”, explica Sendra. La picadura de la mosca negra es muy molesta y dolorosa y puede producir un fuerte picor e incluso edemas, que pueden tratarse con antihistamínicos y antibióticos, en caso de infección.


En cuanto a las cucarachas, las medidas preventivas son principalmente la limpieza y el mantenimiento de todo el sistema de cañerías y de arquetas del alcantarillado. El presidente de ADEPAP desaconseja el uso de insecticidas domésticos, “puesto que pueden trasladar la plaga a otros lugares”. Por eso, “si algún particular descubre una plaga de cucarachas, recomendamos recurrir a empresas especializadas de control de plagas”.

Desde ADEPAP se insiste que, para combatir las plagas, siempre es mejor contar con los profesionales, puesto que “algunos insecticidas domésticos mal usados pueden llegar a ser un problema para la salud de las personas, no siempre son efectivos y acaban teniendo un coste económico elevado”.

A finales de verano también se prevé que aumenten los casos de nidos de avispa asiática, un depredador que ataca la abeja de la miel, con una gran capacidad de adaptación, que crece año a año.

De hecho, este aumento dependerá, en gran medida, “de la prevención y control que los municipios hayan hecho durante la primavera, que es la época de creación de nidos embrionarios”, explica Sendra.

Las picaduras de este insecto causan un dolor intenso, seguido de un escozor parecido a la de una quemadura. También producen perjuicios a los apicultores y a los fructicultores.

A pesar de que entró por Francia y la demarcación de Girona es donde se ha detectado más nidos, ahora ya se pueden encontrar en varias comarcas de todas demarcaciones catalanas.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar
Directo Santa Misa - Toma de posesión Mons. José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla

Santa Misa - Toma de posesión Mons. José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla

Ver TRECE