Boletín

El obispo de Zamora asegura que las cofradías no están para solucionar “el problema turístico de Zamora”

Gregorio Martínez traslada el mensaje a las hermandades de que "no son ni grupos políticos ni culturales, y no deben tomar parte de ese tipo de asuntos" 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:27

El Obispo de Zamora, Gregorio Martínez, defendió el papel que han de mantener las cofradías y Hermandades de Semana Santa que, en ningún caso, apuntó, están para “solucionar el problema turístico de nadie”. Martínez Sacristán participó en la inauguración de la exposición abierta en el Museo Etnográfico de Castilla y León sobre la Semana Santa en el mundo rural de la provincia de Zamora.
El Obispo ante presidentes de cofradías y representantes de las distintas instituciones,señaló que las cofradías “no son grupos políticos o culturales” sino hermandades que nacieron para “dar culto a dios y ayudar a los hermanos necesitados, a los pobres, lisiados y debilitados”. Esto, añadió, “fue al principio, esto es ahora y será siempre”.
Martínez Sacristán , señaló: “No busquéis otra finalidad a las cofradías. Las cofradías son el pilar que sostiene la Semana Santa, pero no las utilicéis para lo que no son, no pueden solucionar el problema turístico de nadie, eso son otros los encargados y responsables de solucionarlo”.
Además, añadió, no hay cofradía si no hay “compromiso social”.
El Obispo defendió también la inviolabilidad de la catedral, un monumento “bellísimo”, apuntó, “que algunas veces se denigra con cosas que algunos entienden como cultura”.

Exposición

La exposición ‘La Semana Santa Rural Zamorana’ en el Museo Etnográfico inaugurada ayer por la directora general de política cultural de la Junta Mar Sancho,forma parte del programa de actividades culturales y turísticas ‘Encuentro de Semanas Santas de Interés Turístico Internacional’, que se lleva a cabo con el objetivo de impulsar la vertiente turística del VII Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías,

La muestra gira en torno a diferentes áreas temáticas, que analizan en profundidad el sentir de la Semana Santa en el medio rural zamorano.
Trata aspectos como los sermones; el Oficio de Tinieblas; los ritos agrícolas en torno a la Semana Santa; los rituales de protección de personas, animales, cosechas y distintos bienes; el concepto rural inscrito en las Semanas Santas, así como las leyendas relacionadas con el tema tratado.
La exposición se vertebra a partir de paneles explicativos, audiovisuales, grabaciones sonoras, fotografías y piezas procedentes de la propia colección estable del Museo Etnográfico de Castilla y León, así como de cofradías, juntas pro Semana Santa y diferentes asociaciones de lugares como Benavente, Toro, Bercianos de Aliste, Carbajales de Alba, Villafáfila, Fuentesaúco y Villarrín de Campos. Indumentaria, una Cruz de Misiones, carracas, matracas y carracones, imágenes vestideras, libros y documentos, pendones y varas, contextualizan uno de los principales puntales patrimoniales de la geografía zamorana.

Lo más