Tres afectados de iDental en Valladolid recibirán indemnizaciones para concluir el tratamiento médico

Dos de ellos incluyen además daños morales

CLINICA IDENTAL

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:12

Primeras sentencias a favor de los afectados de Idental en Valladolid. Según ha podido saber COPE ya son tres los fallos favorables, dos de los cuales incluyen además daños morales. Lourdes de la Lama es una de las 10.000 afcetadas que en Valladolid suscribió un tratamiento con iDental, cuya mala praxis, le sigue generando hoy dificultades para su día a día. “Anoche me tomé un vaso de leche porque no puedo masticar”, ha señalado a COPE. Lourdes, quien hace tres años inició un tratamiento para implantar prótesis que le ocasiona infecciones constantes. “Lo he pasado fatal, porque no he podido ni comer, no puedo masticar, estoy con antibióticos”, lamenta.

Estas primeras sentencias conocidas a favor de los afectados de iDental abre una puerta a la esperanza de los miles de clientes que, como Lourdes, confiaron en la red de clínicas odontológicas. Las sentencias conocidas, emitidas en Valladolid se dirigen a las compañías financieras. El primero fallo conocido esta misma semana condena a EVO a pagar unos 5.000 euros para que el paciente pueda concluir el tratamiento que no concluyó tras el abrupto cierre de las clínicas en 2018.

El letrado Alberto López Soto, de Negotia Abogados, ha explicado a COPE que la estrategia del despacho ha consistido en dirigir la demanda a las compañías financieras lo que permite “cobrar el dinero. Si se habían financiado 3.000, otorga 5.000 euros, lo que cuesta terminar el tratamiento con otro odontólogo”, ha señalado López Soto.

El escándalo de iDental estalló hace un año cuando la red de clínicas odontológicas interrumpían sus tratamientos o ni siquiera se iniciaban por el cierre sin previo aviso de las clínicas. El cierre no solo afectó a la conclusión de los tratamiento que se habían iniciado, los clientes comenzaron a denunciar también casos de mala praxis, el uso de materiales de mala calidad e implantes que se despfrendían al tiempo de haberse colocado.

Lo más