COPE

Pupitres vacíos y lazos naranjas, la comunidad educativa de Valladolid se planta ante la Ley Celaá

Temen el fin de la convivencia de dos modelo educativos: público y concertada

Vídeo

Laura Ríos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:24

Pupitres y mesas vacías en un patio de colegio sin vida. Es la imagen que la concertada proyecta de la ley Celaá que se tramita en el Congreso de los Diputados. Los centros concertados no han dejado ni un solo día de protestar contra una nueva ley que les aparta y no les da voz. El naranja ha teñido hoy la fachada de los colegios, entre ellos el Colegio Jesús y María en cuyas ventanas se agitaban globos del mismo color que identifica la causa. En el exterior, padres y profesores han clamado contra una ley que ha roto cualquier consenso y que acaba con el modelo de convivencia entre la concertada y la pública. Domingo Cano, director del centro, ha explicado a COPE que la convivencia está en “grave riesgo”. “Muchos centros se verían abocados a cerrar o a convertirse en centros privados. Aquí sí entran las desigualdades sociales que es lo que dicen que se quiere evitar”, ha lamentado.

Cano cree que la ley está redactada de tal modo que es la administración la que decide por las familias. “Con independencia de la demanda, las familias no podrán elegir la educación que quieren para sus hijos”, ha apostillado.

El naranja ha invadido los patios y aulas de los centros educativos que no han querido quedarse de brazos cruzados. El Colegio La Salle de Valladolid ha escenificado su descontento sacando una clase al patio de recreo para decir: “No a una ley que quiere restringir el derecho de los padres a decidir la educación de sus hijos, que no cuenta con consenso, que ataca la pluralidad educativa y que compromete el futuro de los alumnos”.

Miguel Ángel Alonso, delegado de comunicación del centro educativo lamenta que se “atropelle” la propia libertad de educación y “borrar” la demanda social de las familias a la hora de elegir el itinerario educativo de sus hijos. Insiste en la necesidad de proteger la pluralidad. “Es tiempo de seguir reivindicando una educación libre y plural”, ha insistido.

Las protestas no van a cesar y en Valladolid el movimiento Stop Ley Celaá ha convocado para el próximo martes 24 de noviembre una concentración a las puertas de la Delegación del Gobierno en Castilla y León “con todos y para todos”. La protesta tendrá lugar a las seis de la tarde.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo