COPE

La lucha de una madre por que su hija, enferma de lupus, asista a clase desde casa: “Ha quedado abandonada”

El centro se acoge al protocolo establecido por Educación, que únicamente recoge medidas excepcionales para alumnos en cuarentena por COVID-19 o en aislamiento preventivo

Audio

Javier Luna

COPE Valladolid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20 feb 2021

Seis meses después desde el inicio del curso escolar en Castilla y León se han confirmado 1.029 positivos por COVID-19 en alumnos y 75 en trabajadores —236 y 24, respectivamente, en Valladolid—. A fecha 18 de febrero el acumulado de aulas que han sido puestas en cuarentena apenas superan las 2.000, de entre las más de 16.000. Y no ha sido necesario clausurar ningún centro educativo.

Sin embargo, y pese a las fuertes medidas de prevención implantadas en la enseñanza universitaria y no universitaria, hay alumnos, como Manisha, para los que asistir a clase en plena pandemia supone un serio riesgo para su salud.

Manisha —conserva el nombre con que sus padres la adoptaron en India— tiene 17 años. Estudia un ciclo formativo de Grado Medio y padece lupus eritematoso sistémico (LES). Una enfermedad autoinmune que, según ha explicado a COPE su madre, Pilar, hace que sus defensas funcionen “contra su propio organismo” ante la entrada de un virus en su cuerpo.

No sin dudas Manisha comenzó el curso de forma presencial. Su médico había sido claro: “si fuera mi hija, yo la dejaría en casa”. Y al primer contagio detectado en su aula, sus padres decidieron que dejara de acudir al centro.

Negativa a las clases 'online'

La reacción del centro en el que continúa matriculada Manisha no fue la esperada. La Dirección, según relata Pilar, les comunicó que el protocolo de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León no establece ninguna medida excepcional para casos como el de su hija. Efectivamente, existe un vacío normativo. Al contrario que en el caso de los docentes con patologías similares para los que sí se plantea, por ejemplo, la posibilidad de acogerse a una incapacidad temporal.

El centro, apunta Pilar, dispone de herramientas, como 'webcam', para que los alumnos puedan conectarse a través de Internet a clase. Pero esta modalidad está reservada para aquellos que están en cuarentena o a la espera de conocer el resultado de un test de diagnóstico. “A nuestra hija no la dejan conectarse”, se lamenta Pilar. Ese ha sido, reconoce, su principal “caballo de batalla”.

Pero la particular lucha de esta madre para que su hija no se quede atrás ha comenzado tras notificarle el centro que a Manisha se le ha retirado el régimen de evaluación continua. Rechazando, así, el certificado médico aportado por la familia alegando que fue emitido por un facultativo de la sanidad privada y no del Sistema Nacional de Salud.

Esto supone que únicamente podrá presentarse a los exámenes finales, en ningún caso a los parciales, y de recuperación.

Pilar y su marido han dado traslado de lo ocurrido a la Dirección Provincial de Educación. Y al no obtener una primera respuesta favorable, han decidido presentar un recurso de alzada. Sienten que su hija ha quedado “completamente abandonada” a efectos académicos.

Aislamiento por prevención

El día a día de Manisha es lo más parecido al confinamiento domiciliario decretado al inicio de la pandemia, el pasado mes de marzo. Si sale de casa, lo hace a espacios abiertos.

El cambio en su régimen educativo la ha obligado a renunciar a una parte de las asignaturas en las que se había matriculado. Asegura su madre que, pese a sentarse a trabajar en su escritorio de lunes a viernes, le es “imposible” afrontar el curso al completo sin asistir a las clases.

Pilar no pierde la esperanza. Confía en que pueda revertirse la situación. Como refuerzo, y desde hace algún tiempo, Manisha recibe clases particulares a través de su ordenador tres días a la semana. Unas clases que costean sus padres.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar