Detenidos dos jóvenes en Valladolid por distribuir agresiones sexuales a bebés a través de WhatsApp

Los detenidos. de 21 y 22 años, han admitido unos hechos que han calificado de broma

La Policia Nacional desmantela una red internacional que distribuia pornografia infantil por Skype

Pie de Foto: POLICIA NACIONALPOLICIA NACIONAL

Javier Luna

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:41

La Policía Nacional ha detenido en la provincia de Valladolid a dos jóvenes, de 21 y 22 años de edad, como presuntos autores de un delito de tenencia y distribución de pornografía de menores.

Los detenidos emplearon dos grupos de WhatsApp para distribuir 'stickers' donde podía verse, incluso, a un bebé "de meses" siendo agredido sexualmente por un adulto. En esos grupos de WhatsApp, donde llegaron a contabilizarse 200 participantes, incluyendo menores de edad, los usuarios intercambian contenidos humorísticos, más conocidos como "memes", y sumarse a ellos es tan sencillo como acceder a través de un enlace disponible en Internet que hace las veces de invitación.

El origen de las archivos está siendo investigado por la Policía Nacional. Los 'stickers' son montajes compuestos por más de una imagen o fotografía, lo que aumenta la complejidad de la tarea a los investigadores. Son "pornografía infantil pura", ha asegurado Víctor Panizo, inspector jefe del Grupo de Investigación Tecnológica, quien, a su paso por Herrera en COPE Valladolid, ha reconocido la extrema dureza de las imágenes y su capacidad para herir la sensibilidad "a cualquier persona que las vea".

Las pesquisas se iniciaron, una vez comprobado que el origen de la difusión de estos 'stickers' remitía a Valladolid y Tudela de Duero, gracias a dos denuncias ciudadanas. Una, a través del portal de denuncias anónimas que tiene a disposición del usuario la Policía Nacional en su web. Y otra de un ciudadano en Alicante, quien advirtió de la difusión de este tipo de contenidos en un grupo de WhatsApp del que formaba parte.

En el momento de la detención los dos jóvenes, a los que les han sido intervenidos los teléfonos móviles, reconocieron los hechos y los enmarcaron en el contexto humorístico de los dos grupos de WhatsApp. Justificación que el inspector jefe Panizo ha relacionado con la inconsciencia y la "impulsividad" que vienen observando en el consumo tecnológico, especialmente, entre los más jóvenes.

Panizo ha advertido de la proliferación de este tipo de 'stickers', un contenido muy utilizado por jóvenes en dispositivos móviles. Algunos de ellos "muy desagradables", donde aparecen personas en escenas "tipo fálico".Su difusión constituye un delito "grave", tipificado en el Código Penal, y que pueden comportar penas de dos a cinco años de cárcel. En este punto ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los padres. Se han dado casos ya de implicación de jóvenes "inimputables". Por lo que desde la Policía Nacional apelan al control parental.

Lo más