Del taxi a la puerta de casa, el nuevo servicio de Radio Taxi Metropolitano

Casi la totalidad de los taxistas de esta emisora se han sumado a una iniciativa que tiene coste cero para el usuario

Servicio de acompañamiento de Radio Taxi Metropolitano Valladolid

Javier Luna

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:36

No vuelvas sola. Que te acompañen hasta la puerta de casa. Si vas a volver muy tarde, coge un taxi. Mándame un mensaje con el número de taxi en cuanto te subas. Pregúntale al taxista si puede esperar a arrancar hasta que entres en el portal. Son frases que todo padre, madre, pareja o amigo ha pronunciado. En su mayoría, dirigidas a una mujer.

"Normalmente siempre esperamos un poquito", reconoce Juan José Nieto, presidente de Radio Taxi Metropolitano Valladolid. "En lo que guardamos el dinero", matiza. Pero por iniciativa de algunos taxistas e imitación de lo que es ya una realidad en otras capitales de provincia han decidido dar un paso más: "si ellas nos lo piden, las podemos acompañar al portal y esperar hasta que entren". Y todo con el objetivo de que "estén más tranquilas".

De la cuarentena de socios que conforman esta emisora, 35 han decidido ofertar este servicio que, además, es "completamente gratuito". Tanto en el exterior como en el interior del vehículo disponen ya de un indicativo: una pegatina con forma circular, de color morado y letras en blanco donde se puede leer "¿Quieres que espere hasta que entres en tu destino? ¡Dímelo!". En el caso de la pegatina interior, puede ser que los colores aparezcan invertidos. Esto es, que el fondo sea de color blanco y las letras de color morado.

A su paso por Mediodía COPE Valladolid, Nieto ha reconocido que son muchas las ocasiones en las que han sido conscientes del miedo que puede producir a una de sus clientas volver sola a casa. Tiempos de "psicosis estrema", como la vivida en Valladolid en tiempos del conocido como "violador del ascensor". "Un día fui a buscar a una boda a un restaurante a las afueras", recuerda Nieto, "tuve que ir puerta por puerta dejando a cada una". "Una de ellas quiso ir sola", advierte, "y fueron las demás quienes no la dejaron".

En ocasiones, no es una cuestión relacionada con el miedo. Sino con el consumo excesivo de alcohol. En este punto a Nieto no le hace falta recordar tiempos pasados. Su última "anécdota" ocurrió ayer. "Me tocó llevar a una chica a la que no quiso dejar subir un compeñero". "De cómo iba", matiza Nieto, "no sabía el número en el que vivía". En primera instancia la dejó en el portal "que me indicó". Pero desde el interior del taxi vio como "echó a andar". Su instinto le llevó a seguirla. La encontró recostada en un banco de un parque aledaño. Fue, entonces, cuando decidió "volver a montarla en el taxi para dejarla en el domicilio". "La acompañé hasta el portal", concluye. Todo ello "sin cobrarla".

El presidente de Radio Taxi Metropolitano Valladolid es consciente del riesgo al que se exponen. Sobre todo, cuando el servicio se produce a altas horas de la madrugada. Pero reconoce Nieto que la "instranquilidad" también tiende a apoderarse de ellos. Y aunque el reconocimiento no siempre llega, "a veces sí".

Lo más