Cuando el COVID-19 aumenta la angustia y la desesperanza

La Federación Autismo Castilla y León pide comprensión y respeto para las personas con TEA que necesiten salir a la calle

Niño con TEA

Carolina Tabanera

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:09

La situación generada tras la declaración del Estado de Alarma ha supuesto un cambio en las rutinas que afecta especialmente a las personas con Trastorno del Espectro Autista “difíciles para cualquier ciudadano” y mucho más cuesta arriba para personas con autismo y sus familias. En Valladolid, en el hogar residencial, todo su personal se afana en hacer lo más llevadera posible su estancia a las personas con TEA.

Es el caso de Pablo Luna. Él es Técnico y ha visto en los últimos días cómo han tenido que realizar cambios en su organización para poder atender las necesidades de las personas con TEA. Y es que “es muy complicado” hacerles entender la situación que se ha propiciado y los cambios que conlleva en sus rutinas. “Altos niveles de estrés, de angustia, de ansiedad, sentimientos de desesperanza, falta de control, dificultades para manejar situaciones en el ámbito familiar...” son sólo algunos ejemplos “es muy complicado y puede implicar muchos riesgos a nivel psicológico y a nivel físico”, relata a COPE, Pablo Luna y por tanto es fundamental también todo el apoyo que pueda prestarse tanto a las personas con autismo como a sus familias.

Finalmente y tras las peticiones de las Federaciones, el ministerio de Sanidad dictaba una instrucción para que las personas con trastorno del espectro del autismo pudiesen salir a la calle acompañadas mientras dure el estado de alarma. Y es que sigue habiendo casos en los que se reciben “insultos y se han producido situaciones desagradables ante personas con TEA que están saliendo a la calle para realizar estos paseos terapéuticos” por lo que desde Autismo Valladolid piden “comprensión y paciencia”.

En la residencia no pueden realizar lo paseos en grupo, pero sí han cambiado sus rutinas de trabajo y se han extremado las medidas de higiene y de seguridad. Los usuarios no salen y por tanto los trabajadores tienen que protegerles de contagios. Aún así, se han habilitado zonas de aislamiento para estar prevenidos. “Hemos tenido que habilitar todo un módulo de la residencia para que en el caso de que haya algún positivo poder aislarlo y además el ministerio ya nos pidió que informásemos del espacio y camas que teníamos para que en caso de emergencia sanitaria se pueda prestar servicio a las necesidades que vayan surgiendo”, concluye Luna.

El distanciamiento social y el aislamiento en los hogares son dos nuevas realidades a las que las personas con trastorno del espectro autista deben hacerle frente. Paciencia y comprensión.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar