Un alumno de la UVa desarrolla una metodología pionera para combatir el Alzheimer

Marcos Revilla ha centrado su Trabajo Final de Grado en la simulación computacional de los mecanismos de neurodegeneración

Vídeo

Alberto Palacios

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:23

No se quería quedar con las manos encima de la mesa. Durante estos cuatros años estudiando Telecomunicaciones le habían hablado de la infinidad de posibilidades profesionales que tiene esta titulación. Esta motivación, acompañada de querer ayudar a un familiar cercano, llevaron a Marcos Revilla, de 22 años, a desarrollar una metodología pionera en la enfermedad del Alzheimer con la que poder detectar con tiempo la neurodegeneración. Lo que iba a ser un Trabajo de Fin de Grado ha adquirido una dimensión mucho mayor después de los asombrosos resultados obtenidos.”Estaba convencido de que tenía que haber alguna puerta por la que podía entrar y explorar este tema tan atractivo. Tengo profesores que, incluso, trabajan en hospitales Estaba seguro de que podía hacer algo”, afirmó Marcos Revilla en Herrera en COPE.

En colaboración con la Escuela de Ingenieros de Biomedicina de la UVa, Marcos Revilla ha podido estudiar la evolución y los mecanismos tan particulares del Alzheimer. “Lo mejor de colaborar con ellos es poder contar con gente con tanta experiencia. Muchos de ellos trabajan en hospitales, codo a codo con médicos, tienen trato directo con el paciente”, explicó Revilla.

Para desarrollar esta investigación, este joven ingeniero contó con una amplia base de datos donde estaban recogidos numerosos electroencefalogramas de gente sana, con un deterioro medio y con Alzheimer. A partir de estos datos, Revilla ha sido capaz de desarrollar un simulador que ayuda a comparar redes neurolanes, permitiendo aplicar estos mecanismos para ver qué modelo se adapta más a cada paciente, atajando su dolencia con mucho más tiempo, precisión e información".

“A partir de la simulación podemos comprobar cómo, por ejemplo, un grupo de neuronas en particular pierden importancia, o cómo otro se refuerza. Podemos, a partir de esta metodología, caracterizar la evolución de las redes neuronales”, matizó Marcos Revilla.

Los resultados obtenidos a partir de la investigación desarrollada podrían generar un impacto en diferentes ámbitos. El principal, el científico-técnico. Los datos obtenidos gracias a las configuraciones de red simuladas podrían ser realmente útiles para avanzar en la identificación de rasgos biológicos asociados a la progresión del Alzheimer. “Se podría extender o exportar, incluso, a otras enfermedades enmarcadas dentro de las neurodegenerativas”, apuntó Revilla.

Otro de los ámbitos donde puede tener repercusión esta investigación es en el social. “El hecho de permitir caracterizar el progreso de la enfermadad da pie a la detección precoz. De este modo se podría reducir, incluso, la carga de trabajo de los cuidadores de estos pacientes. Podemos facilitar su trabajo conciendo en profundidad la dolencia”.

Por último, también tendría impacto en el aspecto económico. Según explicó Marcos Revilla a Cope, la técnica del electroencefalograma es suficiente para realizar estos modelos y, a su vez, es mucho más económica que otras técnicas similares, abaratando costes de diagnóstico.

El proyecto, actualmente, se encuentra en proceso de difusión, una de las fases del método científico, pero no descartan poder desarrollarlo en futuro próximo.

Lo más