Boletín

Riaza y el nordeste segoviano centran el cuarto Fin de Semana del Turismo que impulsa la Diputación

Las actividades se van a desarrollar los días 5 y 6 de octubre

Fin de Semana del Turismo

COPESegovia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:15

El Fin de Semana del Turismo de Segovia alcanza su cuarto año. Si primero fueron los vecinos de la campiña segoviana los anfitriones y en los últimos dos años han sido los segovianos de Tierra de Pinares y de la sierra en la zona de Pedraza los encargados de recibir a los visitantes con diferentes propuestas y actividades, en este 2019 la comarca elegida la del nordeste, con el municipio de Riaza a la cabeza.

Así lo daban a conocer este viernes el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, y el alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo, quienes han recordado que esta iniciativa surgió “con el ánimo de que los segovianos también seamos conscientes del amplio potencial turístico que tiene nuestra provincia y, sobre todo, que seamos capaces de disfrutar de él”.

De Vicente alentaba a los segovianos para “conocer también su propio entorno; ponerse los ojos de viajeros y desplazarse apenas setenta kilómetros para admirar los pueblos rojos, negros y amarillos o subir al Mirador de Piedras Llanas”.

Son algunas de las propuestas para el sábado 5 de octubre, en una actividad que comenzará a las 10:30 horas y a la que se ha puesto por título ‘La ruta del color’, que llevará a los participantes del Fin de Semana del Turismo a Martín Muñoz de Ayllón, Madriguera, Villacorta o El Muyo. Además, de forma paralela, el programa para el primero de los dos días de este especial fin de semana para la provincia incluye también rutas a caballo por los parajes de la Sierra, rutas de senderismo por Riofrío de Riaza, visitas a la ermita de la virgen de Hontanares, exhibiciones de jotas y danzas o exhibiciones de doma y saltos de caballo. No faltará tampoco una caldereta de cordero para comer o la actuación de la banda de música de Riaza antes del regreso a Segovia, que se llevará a cabo alrededor de las 20:30 horas, según indicaba Magdalena Rodríguez.

Por lo que respecta al domingo, la naturaleza y el deporte centrarán las actividades, con la invitación a una nueva ruta de senderismo por el Hayedo de la Pedrosa o la visita a la estación de esquí de La Pinilla. De nuevo, la gastronomía volverá a formar parte imprescindible del programa y a una paella popular para comer en familia se sumará, para abrir apetito, una cata de vinos y quesos de la provincia ‘en altura’ (a 1.800 metros).

El alcalde de Riaza ha explicado que el parque municipal de El Rasero acogerá una feria de artesanía y de productos gastronómicos, un parque infantil con juegos autóctonos o una propuesta de paseos en calesa y paseos en poni. Con el objetivo de que la implicación en este Fin de Semana del Turismo de Segovia sea máxima, el alcalde riazano anunciaba también que los restaurantes y comercios de la localidad se han comprometido a realizar descuentos en sus productos a aquellas personas que presenten la pulsera de Prodestur.

Mientras, Rodríguez resumía la importancia de estas iniciativas asegurando que “el turismo de proximidad es hoy una oportunidad y un valor fundamental para nuestros pueblos. Un modelo turístico basado en aquello que prioriza lo más cercano y la calidad por encima de la lejanía y la cantidad. Un turismo ligado a los valores del territorio: productos locales, paisajes, naturaleza, historia y cultura. Un turismo consecuencia de la base productiva del mismo territorio y que además sea admitido y querido por sus habitantes, que sean ellos los que marquen los límites en cuanto a la capacidad de acoger turistas y en el peso económico que el sector tendrá en la economía de la zona. Un turismo entendido como posibilidad de enriquecimiento cultural y modelo para frenar la despoblación en el medio rural”.

Precisamente Magdalena Rodríguez ha dado cuenta de los datos de turismo rural del mes de julio que desprenden un panorama muy esperanzador si se comparan con los datos del mismo mes del año pasado ya que tanto el número de viajeros como las pernoctaciones han aumentado un 30%.

Lo más