Boletín

Luquero estrena mandato con la reclamación de "saber acordar"

Según la alcaldesa, la paridad no es una opción, sino una exigencia de la sociedad

COPESegovia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:17

Después de la resolución de un recurso de Ciudadanos por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, después de una negociación a tres bandas... el Ayuntamiento de la capital recupera la normalidad institucional. Hoy ha acogido la sesión de arranque del mandato corporativo y Clara Luquero repite como alcaldesa de la ciudad. Y eso pese a que los socialistas han visto mermada su representación municipal en dos asientos. Algo que han suplido sumando a su gobierno a los dos ediles de Izquierda Unida y granjeándose también el apoyo del representante de Podemos-Equo.

La mesa de edad, integrada por Claudia de Santos y Noemí Otero, ha dado paso al juramento o promesa de los concejales y, después, a la votación de quienes han presentado su candidatura a la Alcaldía: Luquero, el popular Pablo Pérez y la propia portavoz de Ciudadanos, que ha cosechado, respectivamente, trece, nueve y tres votos. Por tanto, De Santos ha entregado el bastón de mando a su compañera de bancada.

En su discurso, la regidora ha recordado que todos están ahí para trabajar por los segovianos. En esa intervención, ya desde la mesa presidencial del Pleno, Luquero ha incidido en que también se hace ciudad desde una oposición responsable, en un mensaje claro a los portavoces de PP y Ciudadanos, reclamando capacidad de acordar.

Ha ido detallando los proyectos que aspira a poner en marcha en los próximos cuatro años, repitiendo la idea de, textualmente, “lo que queremos llegar a ser”. Igualmente, ha remarcado que la paridad no es una opción, sino una exigencia de la sociedad, que no puede prescindir del 50% del talento. Así, ha alabado que siete de los doce integrantes del equipo de gobierno sean mujeres.

No ha eludido disfunciones que presenta Segovia. Quizá la principal sea el problema demográfico. Una sangría ante la que el Ayuntamiento pondrá todo lo que esté en su mano, según Luquero que, no obstante, ha apuntado hacia la Junta de Castilla y León como el actor principal para resolver el asunto.

También ha recordado, dentro de lo que está por venir en este mandato que ahora comienza, que en 2021 se cumplirá el quinto aniversario de la ejecución, en Villalar, de los comuneros. Y entre ellos, del segoviano Juan Bravo.

Y al igual que ha pasado en otras cámaras de representación, tanto a nivel nacional como autonómico y en otras corporaciones locales, desde el sector político de izquierdas han llegado las fórmulas más pintorescas de asumir el cargo de concejal. Sirvan como ejemplo los portavoces de Izquierda Unida, Ángel Galindo, y de Podemos-Equo, Guillermo San Juan.

Nuevamente esta sesión inaugural ha significado un sobreaforo de las tribunas del salón de plenos, entre familiares, medios de comunicación y representantes de otros ámbitos. Entre ellos, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, los líderes provincial de PP y PSOE y parlamentarios nacionales, Paloma Sanz y José Luis Aceves, con un llamativo hueco vacío entre ellos durante gran parte de la sesión, quizá reservado para el diputado de Ciudadanos, Eduardo Calvo, que finalmente no ha aparecido. Mediado el acto ha ocupado ese espacio la ya exconcejala, Paloma Maroto.

También estaban el senador socialista Javier Lucía, los tres procuradores del PSOE (José Luis Vázquez, Alicia Palomo y Sergio Iglesias); el presidente de la Diputación en funciones, Miguel Ángel de Vicente; el consejero delegado de la Empresa Nacional de Innovación, José Bayón; los exconcejales Marifé Santiago y Ángel Berbel; o los diputados provinciales socialistas Gloria Hernando y Borja Lavandera.

Lo más