• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Diez años para una carrera de cien kilómetros

El tramo del Camino de Santiago que discurre por la Sierra de Guadarrama y el Parque Nacional acoge una nueva edición de la prueba que une Madrid y Segovia

Sierra de Guadarrama

COPESegovia

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:14

El sábado día 21 va a tener lugar la décima edición de la carrera Madrid-Segovia, que discurre por el tramo del Camino de Santiago que atraviesa la Sierra de Guadarrama y el territorio del Parque Nacional. Una prueba que partirá a las cinco de la mañana de la madrileña Plaza de Castilla y que tiene la meta a los pies del Acueducto.

Entre medias, algo más de cien kilómetros de recorrido, con más de dos mil metros acumulados de subida y más de 1.800 metros acumulados de descenso. La inmensa mayoría de ese trazado discurre por vías pecuarias y se establecen diez puntos de avituallamiento.

El récord de la prueba se mantiene en 8h42' en el caso masculino y en 10h56' en el femenino. Para participar se solicita una prueba de esfuerzo firmada por un cardiólogo y es que la preparación no puede ser cualquier cosa, como ha apuntado uno de los organizadores, Luis Meléndez.

Existe también la opción de cubrir solo 50 kilómetros, con final en Matalpino. La llegada del primer corredor a la meta del Azoguejo se espera entre la una y las dos de la tarde del domingo. Una prueba en la que siete de cada diez inscritos supera los 40 años de edad y, de ellos, la mitad supera también los 50. De hecho, entre los inscritos hasta ahora el mayor cuenta con 75 y el más joven, con 21 años.

Este año ha aumentado la demanda femenina. Habrá unos 80 voluntarios en una iniciativa que recalca mucho el cuidado del medio ambiente. No en vano, se descalifica a quienes arrojan elementos en el recorrido.                            

Lo más