Boletín

Vecinos de un pueblo de Palencia reciben sobres con dinero procedentes de un desconocido

Cerca de 20 sobres de color sepia con cantidades entre 50 y 100 € están siendo repartidos por algún vecino de  Villarramiel durante los últimos días

VIllarramiel

Manuel LobejónPalencia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14 mar 2019

La frase, nadie regala nada, se ha convertido en una falacia en  Villarramiel , un pueblo situado a 37 kilómetros de Palencia con algo menos de 900 habitantes. Allí no se habla estos días de otra cosa.

Unos misteriosos sobres de color sepia que algún vecino durante los últimos días ha ido dejando por los buzones de la localidad.

Lo realmente curioso es que estos sobres llevan en su interior diferentes cantidades de dinero, entre los 50 y los 100 €. Alguno de los agraciados con este misterioso regalo han pasado por el banco o por el cuartel de la Guardia Civil para comprobar que efectivamente ese dinero es en su totalidad de curso legal.

Estas sorprendentes cartas las han recibido la mayoría mujeres de distintas edades, aunque hay también algún hombre entre los destinatarios. Algunas vienen con el nombre del destinatario,otras con diferentes mensajes, como “La reina de la casa”, “la princesa del hogar” incluso alguna con corazones dibujados, el resto de misivas han llegado completamente en blanco y sin una razón aparente.

sobres recibidos con dinero en el interior en Villarramiel

Algunos de estos incrédulos vecinos han indicado que donarán ese dinero a la iglesia del municipio. La alcaldesa de Villarramiel, Nuria Simón ha indicado que aunque esta “propina” sea un gesto bonito, hay recelo entre los habitantes. “Hemos pasado de la perplejidad a que algunos afectados estén preocupados por el origen de este dinero. Alguno solo necesita hablar ello y por supuesto estamos totalmente disponibles para que nos cuenten lo que sea”

De momento se han repartido cerca de 20 sobres, “Al principio los sobres se concentraban en una misma calle, y luego ha seguido por todo el pueblo. Incluso alguno lo dejaron en la cesta de una bicicleta”.

De momento lo único seguro es que el la villa pellejera, conocida por su cecina de caballo y su encierros, hoy sobre todo se habla de este dinero caído del cielo.

Lo más