Boletín

Palencia Antiqva recibirá algunos nombres destacados de la música histórica actual

Este primer festival internacional de música medieval y renacentista española, se desarrollará en diferentes

localidades de la provincia

Palencia Antiqva

Manuel lobejónPalencia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:10

Esta mañana, la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén junto a la diputada de Cultura, Carmen Fernández y el director del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM, unidad perteneciente al Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, INAEM) Francisco Lorenzo, han presentado las actividades contenidas dentro de Palencia Antiqva, primer festival internacional de música medieval y renacentista española, integrado dentro de la programación anual del CNDM.

Con Palencia capital y su provincia como sedes (conciertos en Paredes de Nava, Baltanás y Ampudia), se escucharán, en dos fines de semana consecutivos, una selección de músicas que cubren más de 700 años de esplendoroso pasado sonoro.

Monodias, primitivas polifonías, elaboradas texturas vocales e instrumentales del Renacimiento y excelsas músicas de órganos ibéricos serán sus protagonistas. Estas actividades continúan el compromiso de la institución nacional por promover y recuperar el patrimonio musical antiguo por todo el país, a través de su programa Circuitos presente en catorce capitales españolas.

Programado a lo largo de dos fines de semana consecutivos y con acceso libre para todos los conciertos, Palencia Antiqva se conforma no sólo como una cita indispensable para el público palentino, sino también como una excepcional opción de turismo cultural para todos aquellos amantes de la música española histórica provenientes de otras provincias.

Según Juan Carlos Asensio, director del grupo coral Schola Antiqua: “Palencia parece olvidada, es discreta, pero atesora espacios y maravillas dignas de ser no solo apreciadas y reconocidas, sino revalorizadas en todo su esplendor. No tenemos más que asomarnos a sus calles y a su patrimonio, a su historia y a los hechos que la hicieron grande.

Así lo prueban las recientes hipótesis que en relación a la liturgia concuerdan con el esplendor de sus monumentos: quizás fue allí donde antes que en otros lugares de Castilla se estableció el rito romano-franco en 1076 –y con él el canto gregoriano– incluso cuatro años antes de que se celebrara el tan poco documentado Concilio de Burgos que abolía la liturgia hispano-visigótica, favoreciendo la que venía de allende los Pirineos. Por otro lado, Palencia y su provincia albergan algunos de los mejores órganos ibéricos”.

Bajo esas bases, el festival se inaugurará el viernes 22 de marzo a las 20.30 horas en la Catedral de Palencia con los conjuntos La Danserye, Schola Antiqua y Capilla Prolationum, que interpretarán un programa centrado en la música imperial de la época de Carlos V, rey fuertemente ligado a esa seo. Músicas sacras y profanas, danzas y polifonía de compositores flamencos y españoles trazarán el mundo sonoro del emperador y de su reinado.

Un día después, el órgano de la Iglesia de Santa Eulalia en Paredes de Nava, recibirá a las 18 horas a Daniel Oyarzabal, nombre indispensable en el mundo organístico nacional, con su programa De batallas, tientos y ensaladas. Este instrumento, obra de Tadeo Ortega en 1793, de dos teclados y con una rica paleta de sonidos permite interpretar obras tan espectaculares como el Tiento sobre la Batalla de Morales de Correa de Arauxo, de quien también escucharemos las populares Glosas sobre el canto llano de la Inmaculada.

Completan el programa obras del aragonés Aguilera de Heredia y de José de Nebra, de quien se celebra este año el 250 aniversario de su muerte. Ya de vuelta a la capital, a las 20.30 horas en la Iglesia de San Miguel disfrutaremos con Schola Antiqua del Oficio en honor a San Antolín, recuperación histórica encargada por el CNDM y estrenada por este mismo conjunto vocal en la Catedral de Palencia en 2011.

Se trata de la reconstrucción de uno de los oficios de la fiesta mayor de San Antolín tomando como fuentes el Antifonario del Oficio de la Catedral de Toledo. Se trata de un códice copiado probablemente en Moissac (Francia) en torno al año 1100, que fue traído a la Península para servir de modelo para la nueva liturgia. Otras fuentes, como los cantorales de la catedral palentina (siglos XVI-XVII), han sido esenciales para recuperar la música y la antigua liturgia del venerable patrón de la ciudad a cuya sombra creció el primer Studium Generale hispano.

Para cerrar este intenso primer fin de semana del festival, el domingo 24 de marzo, a las 13 horas, el grupo Aquel Trovar nos propone un novedoso acercamiento a las Cantigas de Santa María, atribuidas a Alfonso X El Sabio y uno de los grandes hitos sonoros de la Edad Media española. El programa está integrado por cantigas alfonsíes en el que se tañerán danzas sobre algunas de ellas.

Lo más