Boletín

El conserje ausente

El hombre de 68 años llevaba 2 meses muerto en su domicilio

Calle Modesto Lafuente en Aguilar

Ángel MartínezPalencia

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:09

Su nombre era Constantino García, trabajó durante años de conserje en el hotel Valentín en Aguilar. De “temperamento reservado” según calificaban sus vecinos, 'Tino' vivió muchos años con su madre hasta que esta falleció. Durante sus vacaciones en Cuba regresó con una novia caribeña con la que se casó. Al parecer su ruptura con la misma lo llevó a un carácter de introversión.

Fue el pasado 2 de agosto cuando la Guardia Civil halló en su domicilio el cadáver del hombre de 68 años. Según informa El Norte de Castilla, el hedor que emanaba a través del inmueble, ubicado en la calle Modesto Lafuente en Aguilar, alertó a los vecinos que avisaron a las autoridades. En una primera valoración, los agentes llegaron a la conclusión de que el cuerpo llevaba sin vida, por lo menos, 2 meses. La propaganda electoral encontrada en su buzón, que databa del 26 de mayo (de las elecciones autonómicas y locales), era la prueba evidente de ello.

La ausencia de una esquela hizo que pasase desapercibido este incidente hasta el momento de la incineración del cadáver. Tenía un hermano y sobrinos en Aguilar.

Los casos de personas que mueren en soledad van en aumento y ese silencio es del que hay que hacerse eco para reflexionar. Tras cada individuo hay una historia y una identidad. Un nombre y un apellido. Una personalidad y un recuerdo.                                                                                                                                                   

Lo más