COPE

Un ciclista localiza varios cráneos humanos entre las ruinas de un corral en la provincia de Palencia

Se trata de varios restos que parecían muy antiguos y que podrían pertenecer a niños

Craneo localizado en Villaviudas

Marco Alonso | Norte de Castilla. Foto Álvaro LorenzoCOPE PalenciaPalencia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:04

Partir del domicilio a buena hora y buscar desde la carretera paisajes y paz interior mientras disfrutas de deporte y aire libre.

Es el ritual habitual de muchos aficionados a la bicicleta que surcan nuestras carreteras en grupo o en solitario. Todo un ritual que se repite en todos los puntos de España cada fin de semana donde cada ciclista “amateur” encuentra libertad en cada pedaleada, aunque hay ocasiones en las que encuentras algo muy diferente, inesperado.

Es lo que le ocurrió a nuestro siguiente protagonista. Antes de sumar un buen puñado de kilómetros en el zurrón desde el pueblo de su familia política, Álvaro Lorenzo, un gaditano afincado en Bilbao, que encontró restos humanos en plena superficie junto a una finca aledaña a un camino que une las localidades palentinas de Villaviudas y Baltanás, cercano a la CL-619, carretera que une la capital de Palencia con Aranda de Duero.

En un articulo firmado por Marco Alonso en la edición digital de Norte de Castilla, descubrimos este extraño descubrimiento.

El propio protagonista relata como vio “unas ruinas de una construcción antigua, que luego me dijeron que era un viejo corral en el que se guardaba el ganado. Me bajé de la bicicleta y estuve investigando la zona, viendo unas madrigueras de conejos que había por ahí. Me metí dentro del recinto de piedra por el mero hecho del atractivo que tenía el lugar y entonces me lo encontré» relata al periódico.

“Me llamó la atención lo que en un principio creí que era una piedra, pero luego me di cuenta de que era un cráneo humano incompleto. Después de ver eso, me extrañé mucho porque puede ser normal encontrar huesos de animales, pero esto era otra cosa. Así que me puse a mirar por la zona, para ver si conseguía encontrar algo más. Entonces vi algunos huesos más que pude identificar como vértebras y costillas y en ese momento no me lo pensé y decidí llamar a la Guardia Civil», explica.

Tras relatar a los agentes su hallazgo, siguió merodeando por la zona, encontrando otro cráneo completo, y un tercero más. Los huesos no eran muy grandes, según relata al periódico. Esto le hizo suponer que al menos algunos de ellos podrían ser de niños, una hipótesis que posteriormente fue confirmada por la propia Guardia Civil.

El ciclista asegura que «Parecían muy antiguos. Me dijeron que por la zona había habido fusilamientos, pero no me pudieron concretar si eran restos de la época de la Guerra Civil», explica este ciclista que, al parecer, dio con los restos de un antiguo cementerio, aunque no termina de explicarse cómo nadie se había percatado antes de su presencia. «Estaban en plena superficie. No había que escarbar nada. No son restos que hayan aflorado de una excavación», añade.

Según indica también el periódico, al día siguiente fue a testificar a la Policía Judicial de la Guardia Civil en Palencia, para contar todo lo que le había pasado esa mañana, cuando solo pretendía darse un paseo en bicicleta.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo