Los dentistas están hartos del intrusismo

Preocupación en el sector  por  crisis sanitarias como la generada por Idental 

Los dentistas celebran la fiesta de la patrona.

M.F.

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:17

El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de León, José Sevilla, reiteró el compromiso del Colegio en la defensa de la salud de los ciudadanos y mostró la preocupación del sector por crisis sanitarias como la generada por Idental

El Dr. Sevilla apeló a las autoridades sanitarias a que avancen en el control del instrusismo, de la publicidad sanitaria y a que se regule la propiedad de las clínicas odontológicas, para que estén en manos de un profesional del sector

Cerca de un centenar de dentistas de la provincia se reunieron este sábado para celebrar la festividad de Santa Apolonia, patrona del gremio. Los actos, que este año han tenido lugar en León capital, arrancaron a las 18.30 horas con la celebración de una Asamblea General Ordinaria y, tras acudir a una misa en honor a la patrona, los colegiados se dieron cita en el Restaurante Cocinandos para asistir a una cena de confraternización.

Con motivo de esta conmemoración, el presidente del Colegio Oficial, José Sevilla, ha reiterado el compromiso de la institución colegial con la defensa de la salud de los ciudadanos y ha apelado a las autoridades sanitarias para que desde la Administración se avance aún más en este sentido. Concretamente, el Dr. Sevilla ha puesto el acento en la “preocupación” del Colegio ante crisis sanitarias como la generada por Idental. A este respecto, el presidente del Colegio ha solicitado nuevamente que se establezcan regulaciones específicas para poner freno al instrusismo profesional y para asegurar que la propiedad de una clínica odontológica siempre le corresponda a un profesional del sector.

Asimismo, Sevilla ha reclamado nuevamente una norma clara y específica que regule la publicidad sanitaria y evite la mercantilización de ámbitos como la salud bucodental. En este sentido, ha apelado a la necesidad de ofrecer una información veraz, rigurosa y basada en conocimientos científicos. “En juego está la salud de los ciudadanos y el derecho tanto de los pacientes como de los profesionales sanitarios a una información real, comprensible y prudente, donde no haya cabida para mensajes engañosos con objetivos puramente mercantilistas”, recordó.

Lo más