Boletín

La Junta actúa en 80 kilómetros de cunetas para destruir las huras del topillo

Los agricultores están preocupados por los cultivos afectados por esta plaga

Topillos.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:14

El viceconsejero de Desarrollo Rural y director del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, Jorge Llorente, explicó que la Junta de Castilla y León actúa en este momento en 80 kilómetros de cunetas de la provincia de León para la destrucción de huras de topillo campesino.

Así lo apuntó Jorge Llorente en Sahagún (León), “una de las zonas afectadas por el repunte poblacional del topillo campesino, cuya población ha aumentado por su capacidad reproductiva, afectando a los ecosistemas agrarios y no agrarios”.

Llorente señaló que para esta lucha son necesarias “medidas para la lucha y prevención”, ya que se trata de “una especie endémica que no se puede erradicar”, por lo que la Consejería de Agricultura ha autorizado medidas mecánicas para la destrucción de huras en las vías de dispersión de los campos de cultivo, aunque no solamente se refugian en tierras agrícolas sino también en otros reservorios adyacentes, “por lo que en esta lucha están implicadas todas las administraciones para destruir sus hábitat e impedir que se multipliquen”.

Así, además del leboreo en las tierras de cultivo, “una medida con alta efectividad”, el viceconsejero de Desarrollo Rural explicó que también se recomiendan actuaciones para bandas de seguridad, la lucha biológica “porque está demostrado que donde hay lechuzas y cernícalos son capaces de mantener la población de estos roedores”, así como otras recomendaciones “para manejar los campos tras las cosechas, los forrajes, las alfalfas o el control del riego”.

Llorente destacó que para la lucha contra el topillo, en la provincia de León hay colaboración de la Consejería de Agicultura y Ganadería con Fomento, Medio Ambiente y Sanidad “para formar unos grupos de seguimiento de las medidas y que reportan periódicamente toda la actividad”.

Concretamente, en León se está actuando en más de 80 kilómetros de vías de dispersión para la destrucción de las huras de topillos, al tiempo que se ejecutan otras medidas “efectivas” que “pueden evitar que haya repuntes poblacionales”.

No obstante puso de relieve que “aunque durante todo el año se tomen medidas para prevenir la plaga”, determinados factores como “la climatología o los reservorios” provocan repuntes temporales, por lo que “es necesario aplicar todas las maneras de forma adecuada y coordinada para que puedan ser efectivas”.

Lo más