Boletín

La delegada del Gobierno apuesta por la modernización de los regadíos en su visita al Órbigo

Mercedes Martín recorrió las plantaciones de lúpulo en Llamas de la Ribera

Delegada del Gobierno Mercedes Martín.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:50

La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, defendió hoy el papel de la modernización de regadíos como una herramienta fundamental “para la sostenibildiad de la agricultura y la agroalimentación” y recalcó que es un elemento “dinamizador de la economía, generador de empleo, que sirve para corregir desigualdades y fomenta la cohesión territorial y social”.

Así lo señaló durante la visita que hizo a la localidad leonesa de Llamas de la Ribera para conocer los trabajos de recogida, pelado y secado del lúpulo; un cultivo en el que se afronta una modernización de unas 900 hectáreas, “que aquí en la ribera es una considerable extensión que nos pemitiría duplicar la producción de lúpulo a nivel nacional, lo que supone un enorme salto cualitativo”, según lo destacó el portavoz de las comunidades de regantes, Valentín Suárez, quien agradeció el apoyo “que hemos encontrado en todas las administraciones”.

La delegada del Gobierno, que destacó la colaboración entre el Gobierno y la Junta para desarrollar proyectos de modernización en la comunidad autónoma, estuvo acompañada de la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, y de la directora general de Desarrollo Rural, María González, quien recordó algunas de las intervenciones llevadas a cabo por la administración autonómica en la zona, y del subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez.

Llamas de la Ribera produce el 20 por ciento del total de lúpulo que se produce en España. La comarca del Órbigo alcanza el 85 por ciento del total nacional, que en el caso de toda la provincia leonesa llega al 96 por ciento. En número total de hectáreas, en España se utilizan para cultivar esta planta esencial para la industria cervecera unas 550. El cultivo de lúpulo en España no cubre la demanda nacional, que utiliza para la fabricación de cerveza el 98 por ciento de lo que se produce y el resto se destina a la fabricación de cosméticos y productos terapéuticos.

Lo más