COPE

El ademarismo vive una pesadilla perpetua

El Benidorm endosa la cuarta derrota consecutiva al cuadro leonés que se asoma al precipicio (34-39)

ctv-mem-img 6483
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:56

Tal vea sea una de las crónicas que más me cueste escribir en mi vida. El reloj marca la 1:30. Acaba de terminar el programa líder de la radio deportiva española, Tiempo de Juego. Llevó dos días consecutivos llorando. El pasado martes por un amigo de la Universidad que está luchando como un titán contra un cáncer y ayer miércoles por el Abanca Ademar. Lo serio es lo primero. Lo segundo es sólo deporte.

Sin embargo, estaba convencido que mi equipo iba a ganar. Lo tenía todo preparado. Mi compañero de clase sé que me escucha y por si las moscas, coloque el móvil en un cacharro de estos modernos, para emitir la narración a través del facebook live. Total que entre unas cosas y otras, me vine abajo al final del partido.

Luego ni quise mirar el marcador, pero tenía que verlo para informar a todos los oyentes. (34-39). Menudo fiasco, terrible varápalo. Vamos, que menudo estreno de la camiseta "vintage".

Salí del pabellón. Cogí el coche y llevé a un amigo a casa. Miré el móvil. Decenas de mensajes de todo tipo hablando de lo que pasaba con el Ademar. Me perdí en la oscuridad de la noche paseando y pensando. Llamé a un gran amigo y compartimos opiniones. Me tranquilizó un poco. Luego, una ducha caliente y a escribir. No hubo tiempo para la cena. Imposible pobrar bocado.

¡Maldita sea! Si salió bien el equipo. Las contras. Gonzalo, Jaime, Jaime, Gonzalo, Casqueiro. Pronto todo cambió. Mosquera desquició al más pintado. Su primera víctima fue Jaime. El extremo es buen tipo, y no dice mentiras. La primera exclusión pudo ser merecida. Tal vez la segunda, pero la tercera... El colegiado fue a la caza del chaval y no falló el tiro. Jaime hizo algún gesto cuando se iba al banquillo y sin apenas tiempo para pestañear, veía con incredulidad que le había mostrado el hombre de barba la roja. Ni lo merece la acción, ni lo merece un capitán. Todo esto en la primera mitad. Otro que padeció a Mosquera fue Semedo. Dos exclusiones en la primera parte, casi le llevan al mismo lugar que a Jaime. Por cierto, insisto, Jaime no dice mentiras y asegura que él no dijo nada al árbitro.

¡Cómo se echa de menos al pabellón de antaño! Con ese ambiente no se hubieran perdida esta órgía de puntos. Aquella olla a presión con cinco mil espectadores, luego con cuatro mil, más tarde con tres mil, ayer algo más de mil. Eso sí, verdaderos apasianados por el ademarismo que abroncaron sin piedad la labor de los colegiados.

Por cierto, Mosquera, educadísimo atendió al micrófono azul de la Cope, al término del encuentro. Muy amable contestó a las preguntas de este humilde periodista, pero a la hora de tocar el tema de Jaime, se disculpó explicando que no podía entrar en determinadas situaciones del partido (como es normal).

El Abanca Ademar perdió el partido el solito. Es imposible ganar un encuentro en la Asobal encajando tantos goles. Aparecieron los porteros locales en contadas ocasiones, pero es que la defensa fue una autopista hacia el cielo para el Benidorm.

Fernando Latorre tenía estudiadísima la estrategia. Fue paciente y reventó por los cuatro costados al rival en el segundo tiempo. Valles estuvo extraordinario en la dirección. Iván Rodríguez en el extremo, Parker con sus lanzamientos, al igual que un magistral Alvaro Ruiz e Iker Serrano.

Capítulo aparte merece José Mario Carrillo. El extremo leonés marcó cinco goles, el último fue el último del Benidorm en el partido. Carrillo miró a la grada y pidió perdón. ¡Grande!. Carou, ahora jugando con el inolvidable Richi en Oviedo, estaba viendo el duelo. Gonzalo, especialista en defensa, reconoció no tener problema alguno en enfundarse la camiseta del Ademar si requerían de sus servicios.

Lo demás es duro, y hermoso. Lágrimas de Santista y una pancarta que invita a la no rendición. "Ayer, hoy, y, siempre...contigo ¡¡¡Ademar a luchar!!!.

PD. ¡Ojo! El Diablo tiene hambre y busca almas. Tal vez el infierno parezca lejano, pero del purgatorio de la promoción se está a dos pasos. No es momento de buscarse más enemigos.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


34- Abanca Ademar :
Bomastar (Papantonopoulos); Jaime Fernández (-), Casqueiro (5), Santista (6), Semedo (3), Virbauskas (5), Gonzalo Pérez (8, 2 p); Kim (2), Boskos (3), Soljic (-), Milosavljevic (-), Antonio Martínez (-), Liapis (2).


39- BM Benidorm:Roberto Rodríguez (Franzini); Iván Rodríguez (7), Luisfe (-), Álvaro Ruíz (5), Martínez (1), Calle (-), Nikcevic (1); Vainstein (2), Iker Serrano (3), Valles (6 , 3 p), Oliver (-), Grau (-), Parker (6), Ligneres (3), Carrillo (5).

Árbitros: García Mosquera y Rodríguez Rodríguez. Excluyeron aJaime Fernández, en tres ocasiones, siendo expulsado en el minuto 15,Semedo (2), Santista, Gonzalo PérezporAdemar;Oliver, Martínez, Rodríguez y Nikcevic por Benidorm.














Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo