POLÍTICA MUNICIPAL

El PP de Ponferrada reprocha al alcalde su “pasividad” ante las incidencias del servicio ferroviario

Marco Morala insta a Olegario Ramón a “exigir enérgicamente” a los responsables del Ministerio una solución a la situación

Audio

 Palabras de Marco Morala, portavoz del PP de Ponferrada

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:51

El portavoz del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, ha presentado una pregunta al alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, en relación con los contactos que haya mantenido con responsables de Renfe. “En primer lugar, es necesario un nivel alto de interlocución que no parece ser el del alcalde de Ponferrada. En segundo lugar, y esto es prioritario, no basta con llamar y contentarse con cualquier respuesta, que más suena a una excusa. Olegario Ramón no ha actuado en este tema como la voz de las personas de Ponferrada afectadas por cambios y retrasos, sino como portavoz de una empresa que no está cumpliendo sus compromisos de transporte público con los bercianos”, apunta.

“El mejor ejemplo de ello es que el alcalde se limita a confiar en que los problemas se resuelvan por sí solos. No es suficiente criticar a posteriori si desaparecen servicios o frecuencias, sino exigir enérgicamente antes de que tal eventualidad se produzca para evitarlo”, remarca.

“Es una muestra más de la apatía con que se afrontan los problemas que tienen los ciudadanos de Ponferrada por la necesidad de quedar bien ante los gobernantes socialistas del Ministerio y no hacer mucho ruido, el que una situación como esta necesitaría. No ser exigente en estos momentos es ponérselo fácil a los responsables socialistas de los transportes ferroviarios para decir luego que no ha habido quejas ni demanda y reducir sus servicios, las frecuencias y la calidad de los transportes”, subraya Morala.

El grupo municipal popular recuerda a los socialistas que hicieron muchas promesas en la oposición sobre los servicios ferroviarios desde Ponferrada y en el tiempo de gobierno de Pedro Sánchez “no se ha cumplido ni una sola de ellas, sino que, como se está comprobando, incluso se ha rebajado la calidad del servicio. Frente a los retrasos, pérdidas de enlaces y cambios inexplicados del tren al autobús el alcalde no puede contentarse con aceptar unas explicaciones que se caen solas, puesto que nunca las labores de mantenimiento han requerido estas consecuencias”.

“Recordamos muy bien los servicios ferroviarios de 2011 cuando gobernaban los socialistas y todo indica que nos van a devolver a ellos ante la pasividad y la complicidad del alcalde, poco reivindicativo y muy dócil”, finaliza.

Lo más