• item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado

El PSOE de Ponferrada atribuye a una “decisión personal de la alcaldesa” los retrasos en la ejecución de la sentencia del TSJ sobre el contrato de limpieza viaria

 Olegario Ramón considera que las dilaciones se deben al “miedo a meter la pata” o a “presiones para no decidir”

ICAL

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:04

El portavoz del PSOE de Ponferrada, Olegario Ramón, ha atruibuido a una “decisión personal de la alcaldesa” los retrasos en la ejecución de la sentencia con la que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) anuló en junio de 2016 el contrato de limpieza viaria y recogida de basura de la ciudad. Según Ramón, estas dilaciones son fruto del “gobierno personalista” de Fernández Merayo y de su “miedo a meter la pata” o bien de “presiones para no decidir”. “Cualquiera de las dos opciones la invalida como alcaldesa”, aseguró Ramón.

En ese sentido, el portavoz socialista recordó que esta misma semana una nueva sentencia del TSJ acusó al Consistorio de la capital berciana de practicar “un ejercicio abusivo del trámite de ejecución de sentencia” a través de “planteamientos de incidentes innecesarios”. “Tras más de año y medio, la sentencia todavía está sin cumplir”, recordó Ramón, que lamentó que “parece que nos gusta plantear pulsos a órganos judiciales”.

“No se puede dilatar continuamente la toma de una decisión que nos viene impuesta”, remarcó el portavoz del PSOE en la ciudad, que criticó que los expedientes abiertos contra la empresa concesionaria por los diversos “incumplimientos” no han terminado en sanciones y sólo han servido para “acallar a los grupos que alzamos la voz”. “Tenemos una ciudad patas arriba”, denunció Ramón, que consideró la situación “intolerable”.

Además, el portavoz del PSOE alertó de las “consecuencias inimaginables” que la sentencia tendrá para el futuro del Ayuntamiento. “Este contrato va a causar gravísimos perjuicios a la ciudadanía”, advirtió Ramón, que insinuó que el asunto podría “superar las consecuencias económicas del Mundial de Ciclismo”. “Vamos a tener otro Mundial de Ciclismo”, insistió.

En ese sentido, recordó la “gran contestación social” que tuvo el asunto cuando se planteó la unificación de ambos contratos. “Parece que había una premisa para que el contrato saliera fuera como fuera”, subrayó Ramón, que recordó que la adjudicación es “una hipoteca a 20 años por valor de 130 millones”. “La responsabilidad de firmar ese contrato es del anterior equipo de Gobierno pero a quien corresponde cumplir la sentencia es al actual equipo”, sentenció el portavoz.

En la misma línea, Ramón instó a los responsables municipales a “coger el toro por los cuernos” y recordó que “el órgano que tiene que decidir es el pleno” por lo que exigió al equipo de Gobierno a presentar su propuesta sobre “uno de los temas esenciales” de la ciudad a través de un pleno extraordinario que debería convocarse a principios de febrero.

De cara a esa sesión, el portavoz socialista abogó por “valorar adecuadamente el servicio y no hipotecar a las futuras corporaciones ni a la ciudadanía” a través de un contrato de un máximo de siete años y que contemple la posibilidad de desdoblar los dos servicios -limpieza viaria y recogida de basura-, de manera que se volviera a la situación anterior.

En la misma línea, Ramón aseguró que la opción que defenderá el PSOE en caso de que la adjudicación tenga que declararse desierta es que el Ayuntamiento asuma el servicio y lleve a cabo la gestión directa del mismo.  

Lo más