POLÍTICA

Junta y Diputación se reunirán la próxima semana para abordar el servicio provincial de Bomberos

Los planes de la institución provincial cuentan con una plantilla de 85 profesionales frente a los 144 que prevé necesarios el Gobierno autonómico

ctv-rha-1541577668435-1

David Álvarez

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:38

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, avanzó este miércoles que los representantes de la institución provincial mantendrán una reunión “de urgencia” con los responsables de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a lo largo de la próxima semana para tratar de llegar a un acuerdo en el diseño del servicio provincial de bomberos, especialmente en cuanto al número de profesionales y a las cantidades a aportar por parte de cada administración.

Morán apuntó que el decreto que la Junta trata de poner en marcha para homogeneizar los servicios provinciales de extinción de incendios en toda la Comunidad “difiere mucho en el planteamiento” de parques de bomberos proyectados por la Diputación. Al respecto, los planes de la institución provincial apuntan a una necesidad de 85 profesionales, que la Junta eleva hasta 144 trabajadores.

En cuanto a la financiación del servicio, Morán valoró que los responsables del Gobierno autonómico estén “dispuestos a apoyar económicamente” esta iniciativa aunque lamentó que existan diferencias respecto a la cantidad pretendida por Diputación. Además, el presidente provincial recordó que la Diputación debe llegar a un acuerdo con los Ayuntamientos de Ponferrada y León para integrar a los parques ya existentes en el futuro modelo provincial. “Eso también supone un incremento en el coste del servicio”, apuntó.

RESTAURACIÓN DE VIVIENDAS

Por otro lado, Morán anunció que la Diputación se sumará por primera vez a la línea de ayudas para la restauración de viviendas de la Junta. La institución provincial prevé aportar 250.000 euros anuales a una iniciativa que el Ejecutivo autonómico ya dota con 1,2 millones, a los que añadirá otros 250.000 euros. El objetivo de esta inversión es rehabilitar vivienda pública y ponerla a disposición de las familias con un alquiler social para permitir la llegada de nuevos vecinos a zonas afectadas por la pérdida de población.

Lo más