• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

El balance de los primeros 100 días de De la Rosa al frente del Ayuntamiento de Burgos

El alcalde ha criticado la gestión del PP en los últimos años y ha tendido la mano a la oposición para sacar adelante 6 proyectos "de ciudad"

Daniel de la Rosa, esta mañana

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, esta mañana.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:12

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, destacó hoy que la actividad ha sido "frenética" en los 100 primeros días al frente del Consistorio y añadió que "no ha habido un solo día" en el que no hayan realizado alguna actuación municipal. Así lo aseguró en un encuentro informativo en el que hizo un balance de su gestión en la Alcaldía de la capital burgalesa.

Asimismo, aseguró que el ejecutivo socialista "va a gobernar", ante "ciertas posiciones puntuales" en las que se les exige paralizar la capacidad del equipo de gobierno, señalando que están ahí "legítimamente".

Tras ser nombrado alcalde el pasado 15 de junio, De la Rosa indicó que, desde el primer momento no han cesado las acciones llevadas a cabo, "demostrando que se puede hacer otro tipo de política", destacó. Además, quiso subrayar que "no van a imponer en ningún caso ninguna medida o actuación a ningún grupo político", por lo que hizo un llamamiento a los grupos de la oposición para llevar a cabo una "responsabilidad compartida", y que sean consciente de que están en una "corporación que debe responder a la pluralidad política y a la voluntad compartida del dialogo, como un instrumento constante en la acción institucional del Ayuntamiento".

En este punto, quiso trasladar al resto de formaciones, la "necesidad de alcanzar acuerdos de forma prioritaria" sobre seis actuaciones en la ciudad, a las que calificó como prioritarias. En primer lugar, el primer edil puso de manifiesto la necesidad de aprobar un nuevo Plan Estratégico de Promoción Turística e Industrial, así como una nueva modificación del Plan General de Ordenación Urbana, para ampliar el suelo industrial.

Una tercera medida que destacó durante su intervención ante los medios de comunicación, fue la implantación de la Administración Electrónica en el Ayuntamiento burgalés, a la que calificó como una "obligación legal y una necesidad", para prestar mejor servicio a los ciudadanos.

La regeneración del barrio de Gamonal es otra de las principales medidas que mencionó De la Rosa, señalando que este entorno necesita de una "especial atención", puesto que "se le está dejando morir". En este punto, recordó la necesidad de llevar a cabo una actuación en la calle Vitoria, para su reconversión en una "avenida comercial", lo cual debe ser una "prioridad para todos los grupos"; así como la urbanización del parque de Santiago.
Con respecto al centro de la ciudad, destacó dos proyectos. Por un lado, la rehabilitación de Las Llanas, en dos fases; y por otro la reurbanización de la Plaza España, que tiene que ser un "referente y un atractivo social y cultural".

Por otro lado, en referencia a estos primeros cien días al frente del Ejecutivo, De la Rosa, hizo especial mención a las labores llevadas a cabo en materia de contratación, subvenciones, movilidad, infraestructuras, participación, turismo y personal; y recordando que desde su designación como alcalde ha mantenido personalmente 70 reuniones y encuentros con diferentes colectivos sociales y vecinales, así como con organizaciones empresariales, entidades culturales y deportivas.

Por último, quiso subrayar que el “consenso y el diálogo será el instrumento permanente” del Gobierno municipal socialista, afirmando ser un ejecutivo “abierto, participativo, colaborativo y transparente”, para todos los ciudadanos de Burgos.

Cabe destacar, en otro orden de cosas, que De la Rosa ha pedido disculpas a todos los burgaleses por el hecho de volver a celebrar una nueva cita electoral, apenas unos meses después de las anteriores. De esta forma, el también secretario general de la Agrupación Municipal del PSOE de Burgos, indicó que volver a repetir estas votaciones supone un “fracaso compartido” de todas las formaciones políticas que conforman el arco parlamentario español.

Lo más