BALONMANO

30-33. El Balonmano Burgos supera la trampa salmantina

El conjunto burgales dominó de principio a fin un encuentro en el que un arreón final del Ciudad de Salamanca llegó a inquietar a los cidianos

Ciudad de Salamanca - UBU San Pablo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:51

El UBU San Pablo volvió a ganar y se mantiene invicto y líder de la clasificación tras el complicado duelo que le enfrentó al Autocares Sanalón Ciudad de Salamanca que se resolvió por 30-33. Un encuentro que el cuadro cidiano dominó de principio a fin, con ventajas de hasta ocho tantos, pero en el que el equipo local no perdió la cara y llegó a ponerse a dos goles de diferencia a falta de tres minutos.

Los primeros compases de encuentro transcurrieron con intercambio de goles, liderando Sergio Mellado al conjunto charro. El bloque burgalés destacaba por su juego ágil y rápido en ataque y enseguida despegó en el marcador (3-8), complicando enormemente una tarea ya de por sí difícil para salmantinos, que encajaron un parcial de 0-5.

El partido se desarrolló con fases en las que la iniciativa variaba entre ambos conjuntos y la distancia entre ambos variaba entre los tres y los seis tantos, aunque en algún momento puntual el equipo burgalés llegó a estar con ocho tantos por encima. Y en uno de los mejores tramos del equipo de Nacho González llegó el descanso, que anotó los últimos tres goles de la primera mitad (11-17).

Al regreso de vestuarios el San Pablo Burgos continuó con su superioridad, y en seis minutos pareció dejar todo encarrilado (14-22). Los charros se aferraron como pudieron al encuentro, y con todavía más de un cuarto de hora por delante demostraron que tenían aún mucho que decir obligando al técnico del bloque castellano a pedir un tiempo muerto (22-25).

Con la grada salmantina empujando a los suyos, el equipo local se vio espoleado y empezó a creer en la remontada. Tanto, que a falta de poco más de tres minutos la ventaja de los burgaleses se había reducido a solo dos goles (28-30). El conjunto salmantino tuvo un ataque para situarse incluso a un gol de diferencia, pero Ibrahim lo evitó y el gol final de Pablo Cantore colocó el definitivo 30-33 en el marcador.

DECLARACIONES DE NACHO GONZÁLEZ

Para el entrenador del Balonmano Burgos, se trató de «un partido esperado». «Sabíamos que era un encuentro que nos iba a costar sacar ya que aquí la gente aprieta mucho y Salamanca nunca se desconecta del partido», explicó Nacho González tras el partido. «Pero desde el principio hemos empezado a buscar el ritmo que nosotros queríamos hacer», detalló. «Hemos intentado hacer un ritmo alto, aunque el rival siempre intentaba ir a ataques muy largos», describió González, quien no obstante se mostró satisfecho por haber conseguido marcar el tempo del partido: «Hemos logrado hacer ese ritmo alto y poco a poco hemos ido abriendo brechas en el marcador». «La segunda parte ha sido aguantar, ellos han pegado un arreón final bastante fuerte y ahí hemos cometido alguna pérdida y también ha habido alguna situación del arbitraje…», reconoció. «Pero hemos sabido administrar los últimos minutos en una pista complicada. Seguimos en el camino y seguimos trabajando», concluyó.

Lo más