José María Gil Tamayo, nuevo obispo de Ávila

Beatriz García

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:06

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, es el nuevo obispo electo de la diócesis de Ávila. La ordenación episcopal tendrá lugar el próximo 15 de diciembre en la Catedral de El Salvador.

En el mismo momento en que monseñor Jesús García Burillo anunciaba en Ávila el nombre del nuevo obispo electo, la noticia se conocía en Badajoz, donde en una comparecencia de prensa José María Gil Tamayo pronunciaba las primeras palabras para su nueva diócesis (ESCUCHAR SONIDO).

José María Gil Tamayo, desde hace cinco años secretario general de la CEE, es natural de Zalamea de la Serena, Badajoz. Fue ordenado sacerdote de la archidiócesis de Mérida-Badajoz en el año 1980, donde ha ocupado varias responsabilidades. Estudio en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra Estudios Eclesiásticos y Ciencias de la Información. Gil Tamayo también se ha dedicado a la docencia en la Universidad Pontificia de Salamanca, en Cuba, El Salvador y Puerto Rico. Durante 13 años además ha sido el director del Secretariado de la Comisión de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal.

En el ámbito internacional, ha sido experto del Comité Episcopal Europeo de Medios de Comunicación y ha desempeñado la tarea de adjunto para lengua española del Portavoz de la Santa Sede durante el periodo de renuncia de Benedicto XVI, Sede Vacante, Cónclave y elección del Papa Francisco, entre febrero y marzo de 2013. En la Curia Romana ha sido Consultor del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales entre los años 2006 y 2016.

Entre tanto y hasta que José María Gil Tamayo sea ordenado obispo de Ávila, Monseñor Jesús García Burillo será el administrador apostólico de la diócesis abulense. Monseñor García Burillo ha invitado a los abulenses a acoger al nuevo obispo “con la mente y con el corazón”.

García Burillo, que ha estado al frente de la diócesis de Ávila durante 15 años, se ha mostrado “agradecido” por la acogida todo este tiempo, sintiéndose “feliz” de haber podido vivir acontecimientos como el Año Jubilar Teresiano, recientemente clausurado, o el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, pero también ha recordado otros momentos “más complicados” como los comienzos de la Universidad Católica de Ávila o la necesidad de vocaciones.

A partir del próximo 15 de diciembre, Monseñor Jesús García Burillo pasará a ser obispo emérito de la diócesis de Ávila, a la que seguirá siempre vinculado “ayudando en todo lo que pueda”.

Lo más