La Iglesia recuerda que el “amor definitivo y para siempre es posible”

Más de 5.400 personas han participado en las ocho ediciones de las Jornadas de Pastoral, que nacieron bajo el pontificado de don Braulio Rodríguez Plaza

Audio

Cristóbal CabezasCOPE Castilla-La Mancha

COPE Castilla-La ManchaCristóbal Cabezas

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14 ene 2020

Desde el viernes por la tarde y hasta el domingo al mediodía se ha celebrado este encuentro en el Colegio Diocesano “Nuestra Señora de los Infantes de Toledo”. Este domingo ha sido la ponencia de María Álvarez de las Asturias, directora del Instituto de Orientación Coincidir, que ha ofrecido las claves sobre cómo ayudar ante el sufrimiento, cuáles son las dificultades que pasan desapercibidas o el compromiso como el mayor acto de amor.

Después de un sábado intenso de formación, oración y comunión, este domingo han continuado en el Salón de Actos del Colegio Diocesano “Nuestra Señora de los Infantes” de Toledo las VIII Jornadas de Pastoral, que desde el viernes han tenido como eje principal a la familia. En estos años se ha reunido a más de 5.400 personas y se han invitado a 75 realidades de fuera de la Archidiócesis de Toledo.

María Álvarez de las Asturias ha sido la ponente de esta jornada con una ponencia titulada «Afrontando la crisis y el sufrimiento en el matrimonio», ofreciendo claves sobre cómo ayudar ante el sufrimiento, cuáles son las dificultades que pasan desapercibidas o el compromiso como el mayor acto de amor.

La directora del Instituto de Orientación Coincidir, que ha hecho referencia a la Encíclica del Papa Francisco Amoris Laetitia, ha subrayado que la “Iglesia es la única voz que ilumina a los enamorados”, siendo fundamental “que se siga escuchando la voz de la Iglesia” porque “el amor definitivo y para siempre es posible”. En este sentido “ahí está la Iglesia con la mediación familiar en la resolución de conflictos”, porque “tenemos que ayudar a que el conflicto se pueda superar”.

Para María Álvarez de las Asturias “tenemos que defender el matrimonio para siempre y acompañar en las dificultades y rupturas” pues “tendemos a juzgar a las personas que se han separado sin conocer su sufrimiento”.

En la tercera ponencia de las VIII Jornadas de Pastoral se han descrito los ingredientes que tiene que tener el “verdadero amor” y el compromiso, siendo estos los sentimientos, la voluntad, la libertad y los sentimientos, “unos ingredientes que conforman el sí quiero y que tienen que durar toda la vida”, porque “el compromiso es el recuerdo de que se está muy bien juntos porque nuestra relación tiene sentido y hemos elegido vivir mutuamente”.

María Álvarez de las Asturias ha alertado que en las crisis “cuando hay sufrimiento hay amor, y se puede recuperar, pues hay esperanza, pero cuando surge el “me da igual” es todavía más difícil”.

Después de la ponencia todos los asistentes han podido debatir las conclusiones en los círculos de reflexión que permiten analizar las ideas e iniciativas presentadas en estas Jornadas, que han finalizado con la Santa Misa en la Parroquia de San Julián.

Sábado

Durante la jornada del sábado, el administrador apostólico de la Archidiócesis de Toledo ha manifestado que “estas jornadas son una ocasión para poner de relieve la familia, en unos momentos en los que no está moda” y que cuando “se desestructura todo el sujeto humano y toda la sociedad está sufriendo”.

Don Braulio Rodríguez Plaza, ha reiterado que “el mundo necesita del amor en la familia, realidad natural que pierde su sentido sin su dimensión humana”. En la intervención inicial don Braulio ha señalado que “es bueno tener en cuenta a la familia como una realidad natural, una realidad que, cuando se desestructura, todo el sujeto humano y toda la sociedad está sufriendo”; por eso ha añadido– “estas jornadas son una ocasión para poner de relieve la familia en unos momentos en los que no está de moda en nuestra sociedad”, ya que “si no hay una familia, el ser humano vive, pero malamente”.

Por su parte, Xosé Manuel Domínguez Prieto, director del Instituto de Familia de Ourense y el Centro de Acompañamiento Familiar de Ourense, indicó que “lo primero que hay que hacer es aceptar que hay una crisis y afrontarla es el mayor éxito”. Así explicó que hay tres falsas salidas a las crisis: quedarse quieto; la huida y la agresividad. Y entre los consejos que ofreció consejos para acompañar a los matrimonios en crisis como: aceptar la situación; expresar lo que sentimos y buscar opciones porque “no lo tenemos sencillo”.

Según Xosé Manuel Domínguez Prieto “la crisis es la oportunidad para el crecimiento”, animando a los asistentes que “si vosotros veis familias con problemas haced algo, porque la Iglesia es un hospital de campaña”.

La jornada del sábado finalizó en la Parroquia de San Julián con la Vigilia de Oración, organizada por el Secretariado Diocesano de Nueva Evangelización y la Delegación Diocesana de Juventud (Sepaju).

Escucha en la parte superior de esta noticia la crónica de Cristóbal Cabezas en el informativo “Iglesia Noticia”.

Lo más

En directo3

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir