"No entiendo que ningún cazador ponga en peligro la salud de su familia". Colegio de Veterinarios de CLM

Aumenta el caso de triquinosis por autoconsumo de jabalíes. Entrevista con Luis A. García Alía

Audio

 Laura SánchezCOPE Castilla-La Mancha

COPE Castilla-La ManchaLaura Sánchez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:34

 A lo largo del 2019, se han incrementado los casos de personas afectadas por triquinosis, 46 en total, fundamentalmente debido al autoconsumo de carne de caza, concretamente de jabalí, y se resalta la focalización del problema en Ciudad Real y Toledo donde el número de animales abatidos es muy elevado. Nos ponemos en contacto con el presidente del Consejo Autonómico de Colegios de Veterinarios de CLM, Luis Alberto García Alía:  "Los animales que tienen triquinosis no tienen síntomas, pero para las personas que se contagían a través del consumo de su carne sí supone un gran problema de salud porque estos parásitos provocan serios problemas al ubicarse sus larvas en el diafragma o cualquier articulación y puede llegar a paralizar el sistema provocando la muerte de la persona”.

"No entiendo porqué no se hacen los análisis, la prueba tiene un coste ridículo"

Castilla-La Mancha es pionera, habiendo publicado la Resolución que establece los locales de inspección para autoconsumo y el Decreto que establece condiciones para la comercialización. Asimismo, todos los brotes que se producen por triquinosis debido a consumo de jabalí, se comunican al Centro Nacional de Epidemiología. “Es una temeridad que alguien que se dedica a la caza , en este caso jabalíes, no lo someta a una inspección veterinaria, algo que es obligatorio y que está perfectamente reglado . El veterinario debe de coger esa muestra personalmente y analizarla con un sistema específico y debe entregar un certificado. Cuando alguien se quiere saltar ese control o le lleva a un veterinario que no está autorizado quedan todas las dudas del mundo y no se puede someter a una familia a darla de comer un alimento que no ha tenido la inspección veterinaria”.

Lo curioso es que la prueba no es cara, “Lo que es caro es poner en riesgo a la familia, los colegios veterinarios no podemos intervenir y son tasas absolutamente yo diría que ridículas y están cobrando 10 o 15 euros por animal, cuando los veterinarios se tienen que desplazar, normalmente los fines de semana, es absolutamente ridículo”.​

Luis Alberto García Alía con el consejero Francisco Martínez Arroyo

 Laura SánchezCOPE Castilla-La Mancha

El proceso es diferente si se trata de una matanza doméstica, o de piezas cazadas para comercializar o para el autoconsumo “Para analizar el cerdo en una matanza doméstica, se tiene que comunicar al ayuntamiento que le facilita un listado de veterinarios para que uno de ellos pueda desplazarse, coger la muestra y hacer el análisis”. El riesgo está en la caza para autoconsumo “En cualquier caso, el cazador tiene que notificar a la delegación de sanidad y hay lugares específicos para seguir el protocolo”.

El gobierno ha creado un grupo de trabajo para hacer un seguimiento “La primera reunión fue el 18 de diciembre y la segunda la tendremos a mediados de febrero donde nos vamos a reunir todos para dar un paso al frente y evitar estos casos porque no tiene ningún sentido que habiendo medios se produzcan estos casos”.

Escucha la entrevista: 

Lo más