Alcohol, ludopatía y más de 25 años viviendo en la calle

La dura historia de vida de José Antonio (Conoce la entrevista completa mañana a la 13:20 en la Mañana de Cope)

Audio

ALICIA MARTÍNEZ

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:09

Cáritas Diocesana de Toledo atendió en 2018 a 1.800 personas sin hogar en los 8 centros de la Diócesis. El próximo domingo se celebra el día de las personas sin hogar, con el lema 'Ponle cara'. Esta jornada tiene como objetivo presentar la situación que viven algunas de estas personas.

Ante los micrófonos de Cope ha estado José Antonio, se quedo huérfano a los 12 años y desde entonces su vida no fue nada fácil. Sus problemas con el alcohol y el juego le han llevado a vivir durante 25 años en la calle, incluso una de esas largas noches el alcohol y los medicamentos le llevaron al hospital, pero hoy gracias a Cáritas ha encontrado su hogar. Le escuchamos

[ESCUCHAR AUDIO TESTIMONIO JOSE ANTONIO CÁRITAS]

Cáritas trabaja para que estas personas puedan emprender un nuevo camino lleno de esperanza. Para ello, cuenta con ocho centros en la diócesis toledana, tanto en Talavera de la Reina como en Toledo, pero también en Villacañas, Quintanar de la Orden, Sonseca, La Puebla de Almoradiel, Villanueva de Alcardete, Quero y Herrera del Duque, para auxiliar y alojar a aquellos que no tienen vivienda.

Un total de 23 personas contratadas dentro del Programa de Personas Sin Hogar y 211 voluntarios integran la plantilla de profesionales de esta organización. En 2018 atendieron a 660 personas en Toledo, a 378 en Talavera de la Reina, a 290 en Villacañas, a 176 en Quintanar de la Orden, a 105 en Villanueva de Alcardete y a 100 en Sonseca.

En líneas generales, los profesionales se ocupan de personas que viven en la calle porque no pueden pagar el alquiler al ser desempleados de larga duración, si bien también atienden a inmigrantes en situación irregular, personas con problemas de salud mental o con medidas judiciales que les impiden continuar en la vivienda familiar.

Lo más