COPE

El cambio climático afecta directamente a la agricultura

De la mano de ANOVE conocemos buenas practicas para mitigar sus efectos y conocemos la importancia de la investigación para mejorar la productividad

Audio

COPE ALBACETE/ Alicia Martínez

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:07

En las tres últimas décadas la temperatura ha aumentado 1 grado y medio y va a seguir aumentando. Las consecuencias de este incremento están siendo ya evidentes y dramáticas. Reflexionamos sobre este y otros datos con Elena Sáenz, directora de ANOVE, quien nos invita a reflexionar sobre la importancia de la investigación en este área, para que la agricultura sea un sector con mayor productividad, lo que se traduce a su vez en productos de mayor calidad para los consumidores.

Resulta especialmente llamativo el siguiente dato: los años más calurosos registrados en nuestro país se concentraron todos durante la última década: 2011, 2015 y 2017. 2019 fue el quinto más cálido de los últimos 70 años.

• El 74% del territorio nacional va a convertirse en zonas áridas, semiáridas y secas. Eso son 37 de los 50 millones de hectáreas, según las previsiones del Ministerio de Agricultura.

El cambio climático afecta directamente a la agricultura

El aumento de temperaturas; veranos más largos, más secos y calurosos; frecuencia de eventos climáticos extremos, como olas de calor y largos periodos de sequías, que se alternarán con episodios de precipitaciones desmedidas; más erosión y salinidad, más variaciones estacionales, aparición de nuevas plagas y enfermedades, como consecuencia de la nueva situación climática... aumento de temperaturas, largos periodos de sequías, más salinidad, variaciones estacionales, precipitaciones muy variables…

Hay que adaptarse a las nuevas circunstancias y para ello resulta esencial disponer de semillas resistentes y adecuadas a la climatología de cada zona.

Las buenas prácticas agrícolas pueden mitigar el cambio climático

Una de las vías para mitigar los efectos y revertir el cambio climático es la fijación del carbono atmosférico por parte de las plantas, lo que se consigue mediante más vegetación y/o con plantas más eficientes fijadoras de carbono.

La mejora vegetal tiene un indudable potencial para poder generar este tipo de plantas.

SEMILLAS DE CEREAL Y OBTENCIÓN VEGETAL

La semilla es el primer factor de producción y el único imprescindible para la producción de plantas y, como tal, constituye el primer eslabón de la cadena alimentaria.

Ventajas de las semillas certificadas para los agricultores:

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

· Asegura la calidad de la cosecha y la sanidad de la semilla.

· Aumenta el rendimiento, ya que se asegura una buena implantación del cultivo y la reducción de malas hierbas.

· Requiere menores dosis de siembra debido a la garantía de germinación.

· Menor tiempo en la preparación de la semilla.

· Garantiza homogeneidad del lote y de las propiedades de la cosecha.

· Ofrece una completa garantía de calidad a través de los controles oficiales que llevan a cabo las autoridades competentes, lo que permite asegurar su trazabilidad y pureza varietal.

· Revierte en los programas de I+D para la mejora de las variedades y, por tanto, en la sostenibilidad del sector.

· En términos generales, contribuye al progreso de la agricultura.

El caso específico del cereal, el progreso genético de variedades ha permitido:

• Mejorar la resistencia a enfermedades y plagas.

• Adaptar los cultivos a condiciones adversas.

• Facilitar la mecanización, cultivo, transporte y almacenamiento.

• Aumentar la calidad.

• Mejorar la adaptación a los procesos de transformación y uso.

• Incrementar los rendimientos potenciales.

DATOS DE PRODUCTIVIDAD GRACIAS A LA MEJORA VEGETAL

• EN EL PLANETA: Desde la década de los sesenta, los incrementos de productividad han sido espectaculares en todos los cultivos, creciendo entre el 1% y el 3% anual. El 40% del aumento en la productividad agraria a nivel mundial se debe a la mejora de las variedades vegetales1. Esto ha supuesto, por ejemplo, que, en el caso de los cereales, el aumento de la productividad haya aumentado en este periodo entre el 100% y el 200%, dependiendo de los cultivos.

• EN EUROPA: durante los últimos 25 años, los rendimientos económicos del trigo han aumentado en la UE un 270%, los del maíz un 110%, los del olivar un 300% y los del viñedo un 200%.

La producción de trigo ha aumentado un 15% anual en los últimos 15 años. La principal causa la mejora genética, a la que se le atribuye el 80% de este incremento.

• EN ESPAÑA: el 60% del aumento de la productividad obedece a la mejora vegetal (CEIGRAM, Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales, de la Universidad Politécnica de Madrid).

En los últimos 13 años el rendimiento medio ponderado de las 10 variedades de trigo más sembradas en España se ha incrementado a razón de 26 kg/ha año.

Según el Informe del Institut Cerdà3 a lo largo de las últimas tres décadas, el incremento de la productividad gracias a la mejora genética ha supuesto para los cuatro cultivos analizados en el estudio una producción acumulada adicional de 62 a 76 millones de toneladas, lo que equivale a un incremento del 11 al 61% de la producción.

Por lo que se refiere al cultivo de trigo blando, las mejoras de la obtención vegetal han supuesto entre 1990 y 2018 una producción adicional de 14,7 millones de toneladas, es decir, el 11,5% de la producción en este periodo. En este sentido, la aportación anual de la mejora vegetal sería de algo más de 523.000 de toneladas anuales de trigo.




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Pantalla Grande

con Jero José Martín y Juan Orellana

Reproducir
Directo Pantalla Grande

Pantalla Grande

con Jero José Martín y Juan Orellana

Escuchar