COPE

EL ALBERO

Rompetechos como hoja de ruta

Lorenzo del Rey analiza la errática política taurina del Ayuntamiento de Albacete, ahora con la Escuela Taurina

La paralización de las plazas docentes de la Escuela taurina, nuevo vodev

La paralización de las plazas docentes de la Escuela taurina, nuevo vodevil

Lorenzo del Rey COPE Albacete

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:45

Siempre me hizo mucha gracia el mítico personaje de Ibáñez. Las aventuras y desventuras provocadas por su galopante miopía, generaban un sinfín de situaciones diversas que pasaban por el equívoco, lo surrealista y lo esperpéntico. Eso sí, las risas siempre estaban aseguradas. Ahora bien, visto el guirigay y galimatías producido (otro más) en cuanto a lo referido al capítulo de la docencia de los profesores de la Escuela taurina, uno ya llega a preguntarse si lo raro es acertar y no equivocarse desde finales de 2019 en cuanto a la política relativa al toro del Consistorio albacetense. Recuerden: la plaza, sin empresa desde hace 18 meses. La Escuela taurina, en situación de precariedad porque, aunque los responsables actuales siguen trabajando a diario, sus plazas ya deberían estar convocadas y resueltas hace mucho tiempo. Lo dicho, el Albacete taurino vuelve a ser noticia, y no para bien, precisamente.

¿Cómo se llega a esta situación? Recapitulemos. El pasado 20 de noviembre se presentaron las bases para realizar dos bolsas de trabajo y cubrir las plazas de director-profesor y profesor de la Escuela taurina, bases que fueron recurridas por considerar que el requisito de la experiencia gestionando Escuelas taurinas, así como el currículum como profesional matador de toros y banderillero, deberían ser evaluables y no un requisito excluyente. Pues bien, ahí viene la madre del cordero: el Ayuntamiento, basándose en un informe del Departamento de Recursos Humanos, estima el recurso presentado por dos profesionales taurinos locales pero sólo sobre el puesto de director, no sobre el de profesor, que no ha sido recurrido.

Las consecuencias ya se vieron el pasado lunes 16 de febrero. En reunión del Consorcio de la Escuela taurina, presidido por el alcalde y responsable de asuntos taurinos, Vicente Casañ, y donde están presentes el resto de grupos municipales, junto a otros miembros, se debate acerca de los recursos presentados. Entonces se genera un callejón sin salida porque se discute si continuar con este procedimiento, el de profesor, o recurrirlo también desde el propio Ayuntamiento. Es decir, te pasa como el pobre que tenía media manta: si se cubría el pecho, se le helaban las piernas; si se cubría las piernas, se le helaba el pecho. Haga lo que haga el Consorcio, va a haber polvareda jurídica. Y más aún si vemos las declaraciones de los diversos responsables municipales presentes en la reunión.

El edil responsable de Unidas Podemos, y así lo hizo público su grupo municipal por medio de nota de prensa, calificó de “chapuza” todo el proceso y llegó a decir que el propio alcalde realizaba deducciones acerca de la intención de los recursos presentados. No hay tiempo, espacio ni ganas para tratar acerca del resto de su nota sobre el destino del dinero municipal para la Escuela taurina, pero sí tiene parte de razón el concejal Moratalla al decir que la Administración trabaja con documentación y no con suposiciones, porque todo eso viene a levantar un halo de oscurantismo sin necesidad alguna, y menos aún con dos bases para la docencia de la Escuela que deberían estar resueltas hace mucho tiempo.

¿Y ahora, qué? Pues el asunto quedó sobre la mesa, literalmente. Se acordó solicitar un nuevo informe a Recursos Humanos para ver qué se hacía con las bases de profesor, así que habrá que ver qué sucede con todo esto. Si han recurrido las bases de director, que dice el Ayuntamiento que no se ajustan a derecho en cuanto a los requisitos de experiencia, teniendo en cuenta que las bases de profesor son las mismas, y, en teoría, por tanto tampoco estarían bien hechas. Pero nadie las ha recurrido y han pasado los plazos.

Entonces, ¿qué sucede con el interés legítimo de la única persona que ha presentado solicitud para concursar por la plaza de profesor y cuyas bases no se han recurrido? ¿Continúa un procedimiento y el otro no? ¿Se anulan ambas bases? ¿Hay que recurrir al Consejo Consultivo de Castilla- La Mancha sobre estos procedimientos? Todo esto tiene pinta de culebrón administrativo en el que cualquier decisión adoptada no va a dejar contento a nadie. El tiempo pasa, y las plazas siguen sin convocarse. Y es que en cuanto a gestión taurina municipal, por eso de seguir con el símil de los tebeos, más que en Plaza de la Catedral, s/n, parece que todo esto se esté gestionando desde 13, Rue del Percebe. Es todo un chiste, pero sin gracia alguna, maticemos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo