COPE

Santoña cumple la primera semana de confinamiento. Empresas, familia y ocio, origen del 70% de los contagios

Algunas conserveras de la villa han parado su actividad. Este miércoles se reanudan las clases con muy pocos alumnos en las aulas

A la villa cántabra le queda una semana de confinamiento

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:34

Santoña afronta con paciencia el fin de la primera semana de confinamiento ordenado por las autoridades sanitarias. En este momento están prohibidas las actividades de ocio y los vecinos tienen restringida la entrada y salida del pueblo excepto para trabajar y situaciones de emergencia.

Lejos de lo que se pueda creer el origen de los contagios es muy variado. Según datos oficiales del departamento de Salud Pública de Cantabria el 32% se produjo en el entorno laboral; el 25% dentro del domicilio; el 13% en eventos sociales y celebraciones; y el 29% tuvo origen desconocido.

Unos días antes se había detectado un brote en una conservera que inicialmente afectó a 13 trabajadores. Según el consejero de sanidad, este tipo de industria "favorece" la transmisión de virus, que posteriormente se llevan al domicilio y de ahí a la comunidad por lo que algunas de estas empresas han clausurado su actividad estos días.

Los vecinos del pueblo reconocen que durante el verano se relajaron las medidas sanitarias y el pueblo estuvo “abarrotado de visitantes”. Sin embargo el repunte de casos no ha sido originado por la actividad turística como se podía haber creído en un primer momento. La decisión de las autoridades sanitarias provocó la salida de miles de turistas y propietarios de segundas residencias procedentes del País Vasco que pasan sus vacaciones en la localidad cántabra para no quedar confinados.

Datos de contagio preocupantes

El cordón sanitario se adoptó el pasado 2 de septiembre por la tasa de casos activos de los 14 días previos al aislamiento con 562 por cada 100.000 habitantes. En Cantabria era de 193 en ese momento. También por el aumento la incidencia acumulada y el nivel de contagio de transmisión. Solo en agosto se detectaron 77 casos positivos en una localidad de 11.000 habitantes. En estos momentos se mantienen las cifras con 78 positivos.

Antes del confinamiento Sanidad no había tomado ninguna medida especial en la villa marinera en la que también se había cerrado el ocio nocturno y se había limitado a 10 personas las reuniones.

Para asegurar el cumplimiento del cordón, que finalizará el próximo 16 de septiembre,se ha establecido un control de entrada y salida al municipio las 24 horas, tanto por tierra como marítimo, en el que participan alrededor de 50 agentes. . En el control terrestre, en el que la Guardia Civil contará con el apoyo de la Policía Local, participarán unos 40 agentes, y en el marítimo, con una embarcación, entre siete y ocho.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo