Boletín

La Policía Nacional interviene 66 kilos de speed y 7 de heroína a un grupo de narcos en varias provincias

Se han realizado registros en varias ciudades entre ellas Santander

Hay 17 detenidos

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:53

La Policía Nacional ha desarticulado un entramando delictivo constituido por varias organizaciones criminales de narcotraficantes que operaban en varias provincias españolas. En la operación se ha detenido a 17 personas por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, y se han practicado 12 registros domiciliarios en Pontevedra, Orense, Madrid, León, Santander y País Vasco. Los agentes han incautado 66 kilogramos de speed (sulfato de anfetamina), más de 7 kilos de heroína, 134 bellotas de hachís, 250 gramos de pastillas de hachís, 30 gramos de cocaína en roca, dos revólveres, una pistola detonadora, una escopeta de cañones superpuestos y 130.000 euros en efectivo. El proveedor del estupefaciente, de nacionalidad turco-holandesa, mantenía unas estrictas medidas de seguridad y las reuniones y entrevistas con los distribuidores eran en persona, llegando a efectuar en un solo día desplazamientos de más de mil kilómetros al efecto.

Un año de investigación

La investigación se inició aproximadamente en junio del año pasado, cuando los agentes centraron su foco en una organización asentada en la ciudad de Ourense, con el fin de comprobar si continuaban con la actividad delictiva de tráfico de drogas. Los principales miembros de esta organización ya contaban con diversos antecedentes policiales y judiciales por tráfico de drogas.

Organización de carácter internacional

Tras varios meses de investigación, el pasado mes de marzo se logró identificar al proveedor de importantes cantidades de heroína a la organización asentada en Orense. Esta persona, de nacionalidad turco-holandesa, se encargaba de establecer todos los contactos a lo largo del territorio nacional con diferentes distribuidores de heroína. Una vez cerrado el acuerdo, contaba con la infraestructura necesaria para efectuar las entregas y con la colaboración de otras personas para el transporte.

Así, se identificó a otros miembros de la organización, distribuidores y colaboradores en Pontevedra, León, País Vasco y Santander, todos ellos con numerosos antecedentes policiales por hechos similares. Además se logró determinar que el centro de operaciones del ciudadano turco-holandés se situaba en Madrid, ciudad en la que contaba con otros colaboradores de su total confianza.

Los investigadores también constataron cómo en el País Vasco, uno de los colaboradores, mediador y distribuidor del estupefaciente, contaba a su vez con otros miembros de su organización dedicados a la ocultación de sustancias estupefacientes, heroína y speed.

En Madrid, el individuo de nacionalidad turco-holandesa contaba con una infraestructura perfectamente definida, tras producirse presuntas entregas de estupefaciente y la consecuente recaudación de dinero, éste era entregado directamente a varios miembros de la organización en Madrid. Incluso, las entregas de dinero se efectuaban, en ocasiones, a mujeres jóvenes que la organización enviaba desde Estambul a España, con la exclusiva finalidad de transportar hasta el país de origen importantes sumas de dinero fruto de la comercialización del estupefaciente.

Detenciones y registros

Finalmente, los investigadores lograron averiguar que el proveedor del estupefaciente iba a efectuar una importante entrega de heroína desde Madrid a Galicia. Para ello iba a transportar el estupefaciente oculto en uno de los vehículos facilitados por la organización en Ourense, que estaba dotado con un sistema de ocultación o "caleta" activado mediante un mando a distancia en el interior del mismo.

Los agentes le detuvieron cuando, procedente de Madrid, se disponía a efectuar dicha entrega de estupefaciente en la provincia de Pontevedra. Se intervinieron ocultos en el interior de su vehículo 7 paquetes de un kilogramo aproximadamente cada uno de heroína.

En los días siguientes se desarrolló un amplio dispositivo policial en Pontevedra, Orense, Madrid, León, Santander y País Vasco, que propició la detención de dieciséis personas más y la práctica de doce (12) entradas y registros.

En una de las viviendas de uno de los miembros de la organización en el País Vasco, los investigadores hallaron 66 kilogramos de sulfato de anfetamina speed. Se trata de una de las mayores incautaciones de sulfato de anfetamina de los últimos años en España.