Ya han comenzado las obras en el barrio de la Turbera después de que los vecinos denunciasen hace años que padecían filtraciones de agua en sus casas

La Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Torrelavega han asumido el coste del proyecto, a partes iguales, y que alcanza los 77.000

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:03

espués de seis años peleando, los vecinos de la Turbera, en Torrelavega, van poner solución a las filtraciones de agua y de humedades que venían sufriendo, supuestamente, procedentes de la antigua mina de Reocin. Mónica García, la portavoz de los vecinos, ha explicado a Cope que los obreros ya están hoy trabajando para instalar una zanja que recoja y canalice el agua. Satisfacción por tanto, de los vecinos que consideran que es un buen proyecto, puesto en marcha por el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega, y cuya duración se prevé que sea de un mes.

Mónica García ha avanzado que a partir de ahora luchará por que los vecinos sean indemnizados por los desperfectos de las casas.

Lo más