• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Desmantelado un clan acusado de perpetrar 25 delitos contra el patrimonio

Desmantelado un clan acusado de perpetrar 25 delitos contra el patrimonio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:48

La Guardia Civil de Cantabria en la denominada operación “INCA” ha realizado cuatro detenciones (tres varones, uno de ellos menor de edad, y una mujer), así como dos investigados (varones), dando de esta forma por esclarecidos por el momento 27 delitos contra el patrimonio cometidos más de la mitad en Torrelavega, y localidades próximas como Cartes, Reocín, Miengo o Suances.

Los detenidos e investigados conforman un clan con diferentes relaciones familiares, menos uno de ellos, el cual realizaba funciones de conductor, con edades entre los 17 y 32 años, son españoles y vecinos de los términos municipales de Torrelavega y Reocín.

La operación comenzó en enero de este año, tras conseguir establecer la presencia de una furgoneta en diferentes lugares de comisión de robos o hurtos, con el patrón que muchos de estos hechos delictivos se cometían a plena luz del día, aprovechando situaciones de descuido, así como en lugares aislados. Estos delitos se cometían principalmente en cabañas, cuadras, anexos de viviendas o en interior de vehículos.

También se estableció que durante la comisión de los mismos uno de los intervinientes permanecía en el vehículo para garantizar la huída, mientras que otros los perpetraban.

En una primera fase se pudo determinar tanto las personas que se relacionaban con esa furgoneta y los delitos en que presuntamente estaban inmersos, pudiendo esclarecerse seis robos con fuerzas o hurtos entre enero y febrero de este año, resultando más relevantes para la investigación el robo de diferente herramienta mecánica en una cuadra de Las Presillas- Puente Viesgo, y el hurto de un ordenador portátil y un proyector de la parroquia de Cartes.

Efectos robados y a la venta en internet 

De las indagaciones realizadas por los investigadores para recuperar los efectos sustraídos, se pudo localizar en plataformas online de compra y venta de objetos de segunda uno de los efectos sustraídos en la cabaña de Las Presillas.

Las indagaciones realizadas en las citadas plataformas arrojaron que con los perfiles que habían puesto a la venta lo anteriormente citado se habían realizado desde el año 2016 más de 300 ventas, resultando sospechoso la procedencia de estos productos.

Desde este momento se estableció una segunda fase de investigación, en la que se pudo determinar las personas que estaban detrás de estas ventas, una pareja que reside en el término municipal de Reocín y que formaba parte del clan familiar. Igualmente se clarificaba la estructura del clan, teniendo unos las misiones de perpetrar los robos y otros de dar salida a lo sustraído utilizando las nuevas tecnologías.

Tras un registro realizado en la vivienda de Reocín donde reside la pareja citada, además de encontrar el efecto sustraído en la cabaña de las Presillas se localizaron otros sospechosos de haber sido sustraídos.

Entre otros se pudo recuperar el proyector de la parroquia de Cartes y ropa que procedía de la sustracción en interior de un vehículo estacionado en Cartes, valorando el género sustraído en  más de 5.000 euros.

Entre los múltiples efectos que tenían a la venta, se detectó la furgoneta que utilizaban para la comisión de algunos de estos hechos delictivos, teniendo instaladas unas ruedas sustraídas en Revilla de Camargo en Febrero de este año.

Tras el estudio de los efectos recuperados y las ventas practicadas en internet, por el momento se esclarecen 27 delitos de robo o hurtos cometidos entre el año 2016 y el presente año en las localidades de Torrelavega (4), Reocín (4), Cartes (4), Ibio (2) y uno en Miengo, Las Presillas, Suances, Santiurde de Reinosa, Zurita de Piélagos, Ontoria, La Revilla, Mazcuerras, Fresnedo, Revilla de Camargo, Bárcena de Cicero, Ucieda y Mompía.

La operación está siendo desarrollada por componentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo Roca y al Equipo de Policía Judicial de Torrelavega.

Lo más