Santander

95.7 FM - 1215 OM - COPE MÁS 105.6 FM

SANTANDER

La Audiencia absuelve al acusado de abusar de una menor de 13 años cuando iba a acompañar a su mujer enferma

La sala entiende que no hay pruebas suficientes para acreditar los hechos 

Abusar de una menor

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:37

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha absuelto a un hombre que fue juzgado el pasado mes de noviembre por un presunto delito de abuso sexual continuado a una menor, de 13 años, que acudía a su casa a dormir para hacer compañía a su mujer, postrada en la cama por enfermedad.

La sala entiende que no hay pruebas suficientes para acreditar los hechos de los que venía siendo acusado, por los que el fiscal le solicitó una pena de 12 años de prisión y siete de libertad vigilada, o subsidiariamente, seis de prisión y cinco de libertad vigilada, y que el procesado "ha negado rotundamente durante toda la fase instructora y muy especialmente en el juicio".

La sentencia, consultada por Europa Press, concluye que el relato de la víctima no ha sido "constante ni firme" en relación a hechos de "relevancia y trascendencia" como por ejemplo si le introdujo o no los dedos en la vagina; o lo que había relatado a su hermana y su madre antes de interponer la denuncia, que es "totalmente diferente" a lo que mantuvo después de poner la denuncia, "sin que se aporte razón que permita entender el porqué de esta radical modificación de la historia".

A la sala también le llama la atención que la menor volviera al domicilio del acusado según dice "por su mujer a quien quería y echaba de menos", consulta que "no resulta fácilmente conciliable con la de una persona que afirma haber sufrido unos hechos tan traumáticos como los denunciados".

La sentencia añade que su testimonio, "aún cuando no parece que haya móviles que pudieran llevarla a faltar a la verdad", no sólo no es "persistente ni coherente", sino que tampoco está apoyado por datos objetivos periféricos.

Así, señala que la menor no presentó lesiones en la exploración, ni una alteración emocional compatible con estar experimentando abusos, ni consta que padezca algún tipo de secuela psicológica, y tampoco ha habido ningún testigo que pudiera haber presenciado algún acto o que hubiera visto un cambio en el comportamiento de la menor.

Lo más