COPE

SANIDAD

El impactante testimonio de una médico de UCI en el Hospital Universitario de Canarias

"Nos llegan muchos no vacunados, y al final se arrepienten, y cuando hay que intubarlos, lloran y se asustan muchísimo, porque tienen miedo a morir solos"

Audio

Guillermo García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:27

Los médicos, y el personal sanitario en general, siguen reaccionando ante la saturación y la enorme presión que casi dos años después, siguen sufriendo por la situación de pandemia. Los mensajes y los llamamientos de responsabilidad a la población se repiten y son recurrentes, pero pocos como el de la médico de UCI del Hospital Universitario de Canarias, Samantha Huidobro.

La doctora Huidobro ha llegado a emocionarse por momentos hoy en una entrevista en La Mañana de COPE Tenerife ante la “descorazonadora” realidad que observa en la UCI cada día. Y es que tiene una sensación “muy mala, de que han pasado dos años y estamos igual , y si tengo que definirlo con una palabra es descorazonador”.

La médico insentivista no entiende como “hay gente que niega la pandemia, que te dicen si creen o no creen, como si esto fuera una religión, y esto es muy duro”. Particularmente, se mostró afectada por las imágenes de la manifestación de negacionistas del pasado sábado en La Laguna, explicando que“cuando vi esas imágenes, no pude ver el vídeo entero, no podía, era una sensación de rabia, de pena, de impotencia, de no saber que está pasando”.

Huidobro insistió en que “esto es una enfermedad, no es cuestión de creer o no, y es una enfermedad real, que deja secuelas, y que la gente se muere”. Y esbozó un deseo: “Me gustaría que estuvieran una semana viendo lo que nosotros vemos, seguro que cambiarían de opinión”.

En cuanto al perfil de personas que está tratando en el HUC, afirma que “hay muchos que no se han vacunado, y cuando llegan se arrepienten. Por una parte, está la gente que no se vacunó por miedo, y después el que dice que no cree en el covid”.

Un ejemplo especialmente doloroso, fue el de “un chico joven, que su pareja sí se había vacunado, y él llegó asustadísimo, pidiendo que por favor le ayudáramos por que tenía dos hijas pequeñas”.

En cualquier caso, continuó relatando que “al final todos se arrepienten, porque cuando llegan con nosotros se dan cuenta de lo que es, y que no es como ellos pensaban”, añadiendo que, “el problema es que muchos no son conscientes de los graves que están, y cuando tienes que explicar que hay que intubarlos, se asustan, lloran, y otros protestan porque no tienen esa sensación de gravedad. Lla realidad es que todos acaban teniendo mucho miedo a morir, y sobre todo a morir solos en una UCI”.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo